Ultimos Articulos

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Una guía compila unas 4.800 medicinas que hay en Bolivia

Aporte: El vademécum fue elaborado por la bioquímica Yolanda Morales. Está en su novena edición y cuesta 200 bolivianos.

Desde hace más de nueve años, la bioquímica paceña Yolanda Morales elabora una guía que contiene el registro de unos 4.800 medicamentos que existen en el país. Se trata de un documento especializado conocido como vademécum.

“Yo elaboro un documento de especialidades farmacéuticas. En realidad, este documento es el compendio de todos los productos farmacéuticos que se comercializan en el país”.

El vademécum contiene información de los productos farmacéuticos con nombre comercial y genérico, además de sus composiciones, con cantidades precisas. Tiene descrita sus posologías, las reacciones que pueden generar, las contraindicaciones y para qué patología o dolencia sirve.

En un principio, contó la profesional, el Colegio Departamental de Bioquímicos de La Paz asumió el desafío de elaborar el documento. Sin embargo, con el tiempo, Morales se hizo cargo de éste de manera particular.

En el vademécum, Morales introdujo todos los productos farmacéuticos ingresados al país legalmente. El libro incluye la lista de los medicamentos considerados genéricos. Además están otros que son presentados en diferentes formas por empresas farmacéuticas, aunque su composición interna y sus efectos son los mismos.

Sin embargo, el compendio no incluye remedios considerados por el Ministerio de Salud como esenciales.

Morales dijo que la repartición gubernamental maneja una guía similar que contiene al menos 12.000 medicamentos que estarían vigentes en el territorio nacional.

Para la bioquímica, éste es un documento de orientación profesional que permite que los estudiantes de medicina y de ramas afines puedan consultar sobre el tema. Los profesionales del rubro y los médicos pueden acceder a una constante actualización sobre los diferentes productos farmacéuticos, incluyendo los de nueva generación.

“En el compendio tengo 4.800 productos, sin tomar en cuenta las diferentes formas farmacéuticas que tienen, porque con ellas se tendrían cerca de 8.000 productos”.

Aseguró que el trabajo que realiza no es fácil, más porque no cuenta con auspicios estatales ni privados. Sin embargo, recibe mucha información de parte de los laboratorios y de las importadoras de medicamentos, que le envían sus listas con las más recientes pócimas y formas en las que estos productos llegan, para la actualización del vademécum.

La novena edición salió recientemente a la venta, con un costo de 200 bolivianos. Ante la demanda, la autora adelantó que prevé editar una nueva guía de medicamentos para fines de 2011.

También negó que este trabajo sea lucrativo y aclaró que fue impulsado por su afán de información, porque guías como ésta se hacen en todo el mundo.

Sin embargo, fuera de los elogios a Morales por su emprendimiento, algunos profesionales aseguraron que éste debería ser un documento gratuito y que para ello debería ser elaborado por el Colegio Departamental de Farmacia y Bioquímica, como se hacía hace diez años. “Me parece que el costo de este documento es muy caro y que no se puede hacer un monopolio”, dijo una farmacéutica que pidió reserva en su identidad.

La presidenta de este Colegio, Patricia Villarroel, comentó que este documento privado contiene información actualizada. “La lista de medicamentos es más completa que el vademécum oficial que elabora el Ministerio de Salud”.

“En mi criterio —agregó la Presidenta—, los gastos de elaboración, edición y publicación deberían ser cubiertos con auspicios para que sea más fácil el acceso de los colegas al documento”.

Morales fue reconocida hace dos semanas por esta institución, por sus 50 años de labor profesional.

La lista debe actualizarse

La falta de actualización, el trabajo coordinado entre las instituciones pertinentes y el tema de la gratuidad son las principales observaciones que realiza el Colegio Departamental de Bioquímicos de La Paz, a la edición del vademécum que es elaborado por la bioquímica Yolanda Morales.

La presidenta de esta institución, Patricia Villarroel, tras reconocer la importancia de la labor de Morales, explicó que, de manera independiente, el Ministerio de Salud debería elaborar el documento actualizado, para que sea más accesible a los profesionales.

“Las entidades estatales que están encargadas de hacer el vademécum oficial deben actualizarlo, porque en algunos casos aún se incluyen medicamentos que ya no están en circulación o que se los dio de baja”. Entre éstos, agregó, está por ejemplo la Novalgina, que a pesar de su desaparición sigue figurando en esta lista.

El documento oficial tampoco incluye en sus nóminas a, por ejemplo, medicamentos que fueron autorizados por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasag).

Para la Presidenta, este documento debería tener al menos una actualización anual, porque la anterior versión incluye medicamentos que están fuera de circulación. Además, aseguró que se deben diferenciar los remedios genéricos de los oncológicos y de los sicotrópicos.

Según Villarroel, la realización del vademécum debería ser una política oficial de salud y deberían incluirse en éste, los criterios del Ministerio de Salud, de los servicios departamentales de Salud, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del Colegio Departamental de Bioquímicos y Farmacéuticos.

Para destacar

El vademécum que elaboró la bioquímica Yolanda Morales contiene más de 4.800 productos comerciales y genéricos.

El más reciente documento editado por la bioquímica fue publicado hace poco y tiene un costo de 200 bolivianos.

La encargada de hacer este trabajo debería ser la Unidad Nacional de Medicamentos, dependiente del Ministerio de Salud.

En el libro, cada medicamento tiene su composición y su posología, además de la patología que debería tratar.


Yáscara Rivera Diez de Medina