sábado, 9 de abril de 2011

Científicos desarrollan una vacuna contra la nicotina

El director clínico de Farmacoterapia del Instituto Nacional sobre la Drogadicción de Estados Unidos (NIDA, en sus siglas en inglés), Iván Montoya, informó que el próximo año podría aprobarse en Estados Unidos el uso de la primera vacuna terapéutica contra la nicotina.

Montoya hizo esta afirmación en el marco de las Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol, que se celebran estos días en Madrid, al explicar que están a la espera de que salgan los últimos resultados de dos estudios en fase III, con mil pacientes cada uno, que evalúan la eficacia de un nuevo compuesto cuyos ensayos clínicos previos son esperanzadores. “Si son positivos, esperamos que la vacuna esté aprobada por la Agencia Americana del Medicamento el año próximo”, aseguró el experto.

Terapéutica y no preventiva

Esta vacuna sería terapéutica y no preventiva, de modo que ayudaría a las personas ya fumadoras a curar su adicción, y el procedimiento para su desarrollo es similar al que se está utilizando para el de otras vacunas terapéuticas contra otras sustancias adictivas, como la de la cocaína.

Según explicó Montoya, la vacuna está formada por una molécula de nicotina acompañada de una bacteria a la que se le quita su virulencia, es decir, la parte genética que produce enfermedad, de modo que cuando se inyecta en el organismo no produce la fiebre o dolores de cabeza que suele provocar.

Con esta combinación, se consigue estimular el sistema inmune del individuo, cuando éste fuma para que produzca anticuerpos que “impiden que la nicotina supere la barrera hematoencefálica y llegue al cerebro”. De este modo, “al secuestrar el sistema inmune a la nicotina, ésta se queda en el torrente sanguíneo, por lo que no se van a producir los efectos placenteros y adictivos” que provoca.

“Si conseguimos que el fumador no sienta los efectos del tabaco, eventualmente deja de fumar”, aseguró Montoya.

La duración del tratamiento es de seis meses e incluye varias inyecciones, si bien los estudios han demostrado que la mejor respuesta inmune se obtiene después del primer mes, a partir del cual “el individuo ya está en condiciones de dejar de fumar”. No obstante, debe acompañarse de una terapia motivacional, que empieza antes de iniciar la vacunación y continúa después de la misma para minimizar el riesgo de recaídas.

Contra las drogas
# Cocaína También se han abordado los diferentes estudios que se están realizando para una futura vacuna contra la cocaína.


# Prueba Hay un ensayo clínico en marcha en EEUU con unos 300 individuos, en el que se evalúa la eficacia de una vacuna que, en lugar de una bacteria, incorpora un adenovirus.


# Eficaz La vacuna tiene la capacidad para producir anticuerpos, por lo que si funciona habría una nueva alternativa para los adictos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada