miércoles, 6 de abril de 2011

El 2010: 1.610 estudiantes con sangrados se hospitalizaron

Solamente en la gestión 2010, un total de 1.610 mujeres recibieron servicios del programa denominado Atención Post Aborto, (APA) en el Maternológico Germán Urquidi.

Desde el año 1998, con el Seguro Básico de Salud y el Seguro Universal Materno Infantil se implementó el programa APA, que consiste en dar atención gratuita en centros de salud y hospitales públicos, a mujeres que presenten complicaciones de aborto.

Cada año la cifra de mujeres que son atendidas por el APA va en ascenso. El 2009 hubo 1.495 casos, es decir, que en el 2010 se incrementó el 8 por ciento , en un año, lo que equivale a 115 casos.

No todos los casos atendidos por el APA corresponden a abortos provocados. Existe un porcentaje, entre el 8 al 10 por ciento que es espontáneo o natural.

LOS INSEGUROS Las embarazadas que se deciden por el aborto ilegal e inseguro llegan al hospital con sangrados y en el centro médico se les da una atención adecuada para tratar de salvar la vida de la madre o extraer los restos del feto del cuerpo de la mujer.

ESTUDIANTES El ginecólogo del Maternológico Germán Urquidi y presidente de la Sociedad de Ginecología de Cochabamba, Antonio Pardo, explicó que la mayoría de las mujeres que llega al hospital con complicaciones por abortos corresponde a grupos de estudiantes de colegio, universitarias y trabajadoras del hogar.

El centro de Estadística post aborto del Hospital reporta: De los 1.610 registrados en el 2010, 23 mujeres oscilaban entre los 10 y 15 años; 321 de 16 a 20 años; 465 de 21 a 25 años; 368 de 26 a 30 años; 231 de 31 a 35 años y 202 de 36 a 40 años.

Según Pardo, la cifra de mujeres que asisten al hospital se incrementa cada vez más debido a la falta de educación y poca costumbre de los jóvenes y adultos para utilizar los métodos anticonceptivos y evitar el embarazo no deseado.

“Desde la implementación del APA en los centros de salud, los casos post aborto que atendemos han crecido considerablemente, pero éstos son menos complicados que los que se realizaban hace más de 10 años, donde incluso se llegaba al extremo de tener que sacar el útero a la mujer”, dice.

Recordó que las prácticas de aborto tradicionales con el consumo de mates de anís y otras yerbas, además de la introducción de objetos punzo cortantes en el útero de la mujer ocasionaban incluso la muerte de ésta.

“Ahora ya no nos llegan casos de ese tipo, la mayoría de las mujeres que viene es porque toma o se introdujo vía vaginal las pastillas de misopostrol”, indica.

PROCEDIMIENTOS Con el APA existen dos procedimientos practicados a las mujeres que llegan con sangrados.

Cuando el sangrado se presenta en una mujer que tiene menos de 12 semanas de gestación se realiza un aspirado con anestesia local, señala Pardo. Cuando el embarazo es mayor a ese tiempo, se realiza un legrado uterino instrumental con anestesia general.

En el primer caso, la atención se realiza de manera inmediata y solamente demora unas horas; en el segundo caso se requiere que las mujeres se queden internadas en el hospital por el lapso de un día.

Con estos dos procedimientos los médicos logran extraer los restos del feto y parar el sangrado en las mujeres que se realizaron un aborto inseguro. Sin embargo, cuando solamente existe un sangrado y el feto no sufrió ningún daño, los médicos hacen lo posible para salvar la vida del bebé, pero las madres tienen reacciones contrarias y piden su alta del hospital para tratar de practicarse un aborto fuera del centro médico.

“Nosotros no podemos negar el alta y cuando se salva al bebé, las madres salen del hospital y vuelven a retornar a los dos o tres días con los mismos problemas luego de haberse realizado otro aborto”, dice. Pardo informa que especialmente los viernes y los fines de semana, las diez camas dispuestas para el servicio del APA se llenan e incluso algunas veces se requieren de otras camas más por la asistencia de muchas adolescentes con complicaciones por aborto.

REINCIDENTES Con la utilización de la pastilla de misopostrol, la práctica del aborto se ha convertido en una tarea fácil de realizar para muchas jóvenes que regresan una y otra vez al hospital por haber cometido aborto.

“Especialmente las trabajadoras del hogar vuelven una y otra vez al hospital luego de hacerse abortos. Parece que no tienen miedo de hacerlo”. Según Pardo, todas las mujeres atendidas por interrupción del embarazo salen del hospital con instrucciones acerca del uso de los métodos anticonceptivos, pero no los usan.

CONSECUENCIAS Realizarse un aborto o someterse a una práctica por otra persona o médico puede traer consecuencias.

Según el ginecólogo del Maternológico Germán Urquidi, cuando las mujeres abortan con las pastillas de misopostrol y se limpia el útero con la aspiración, la mujer no presenta complicaciones y pueden tener un embarazo normal, pero cuando se llega al legrado, la mujer puede presentar infecciones que pueden llegar a la pérdida del útero.

Cuando el aborto se realiza más de una vez las posibilidades para embarazarse en un futuro se reducen cada vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada