viernes, 8 de abril de 2011

Los ejercicios bruscos pueden causar una hernia, mal que en sus distintas facetas afecta al 15% de la gente.

Las hernias son un problema que padece del 10 al 15% de las personas hoy en día. Debido a sus diferentes tipologías, las formas de enfrentarse a ellas varían en gran medida aunque en algunos casos se las puede prevenir con un mejor estilo de vida.
La hernia es la salida del contenido de un órgano fuera de su lugar anatómico normal. Ocurre cuando la pared abdominal, que sostiene el tejido y los órganos que existen entre el abdomen y la pelvis, se debilita y aparecen como una protuberancia en la piel, señala José Luis Valverde, médico de la Clínica Nuclear.

EL EXCESO ES DAñINO. Entre las causas más frecuentes está la obesidad y el exceso de ejercicios físicos bruscos, añade el especialista.
También las pueden ocasionar las malas posturas al sentarse y levantarse o al alzar demasiado peso.

Síntomas. Los síntomas que pueden padecer los pacientes dependen del grado de la salida del contenido fuera de su sitio o por la afectación del órgano que sale.
En la región del abdomen y la región umbilical comienza a aumentar de volumen, producto del ejercicio o actividad física. Mientras que en la región lumbar lo característico es que empieza un dolor a nivel del miembro inferior o de la columna que hace que el paciente se saque una radiografía y se observe una hernia de disco, sostiene Valverde

hacerle frente. Las hernias abdominales necesitan ser tratadas a través de procedimientos quirúrgicos y para las hernias lumbares van de acuerdo al desplazamiento de la columna puede ser tratamiento clínico o quirúrgico.
Quienes se realizan el tratamiento quirúrgico, luego deben tener cuidado de no hacer mucha actividad física, usar faja por 40-45 días y tratar de reducir de peso, este último es una medida de prevención que puede ayudar a evitar una hernia.

1 HERNIA ABDOMINAL. Es la pérdida de espaciamiento de la pared abdominal, la región anguinal hace que se protuya una parte del abdomen de los intestinos. Se pueden clasificar en internas o externas, según sus síntomas.

2HERNIA UMBILICAL.Aparece como una protuberancia alrededor del ombligo. Sucede cuando el músculo alrededor del ombligo no se cierra completamente, también se produce por la debilidad del mismo.

3HERNIA LUMBAR. Se encuentra en un disco de la columna vertebral y se produce por actividad física en exceso. El tratamiento puede ser clínico o quirúrgico según el caso de cada paciente.

4HERNIA INGUINAL. Es un abultamiento en la ingle, se produce cuando un defecto en la pared muscular de la región inguinal permite que el contenido abdominal aparezca debajo de la piel recubierto por un saco de peritoneo.

Las hernias pueden aparecer a cualquier edad
aunque se presentan con mayor predisposición entre los 25 a 40 años.

Aunque una hernia puede causar leve molestia
puede agrandarse y necesitar una intervención quirúrgica urgente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada