sábado, 9 de abril de 2011

Machismo rechaza la vasectomía y elude la planificación familiar

“¿La vasectomía? ¿Que yo me la practique? No necesito hacerme ninguna cirugía. Es más fácil que una mujer se haga ligar las trompas”, respondió Germán T. M. de aproximadamente 35 años frente a la posibilidad de someterse al método de anticoncepción masculino.

Al igual que Germán muchos cochabambinos desconocen en qué consiste la vasectomía. A pesar de este desconocimiento creen que es más seguro que una mujer adopte algún método anticonceptivo ya sea reversible o irreversible. Admiten que viven en una sociedad machista que inhibe la práctica del método.

“Obviamente vivimos en una sociedad machista impulsada por las mismas mujeres que no permite ver la posibilidad de que un hombre se someta a una vasectomía. ¿Por qué sólo las mujeres deben hacerse una cirugía para no tener más hijos? Me parece injusto”, señaló María A., estudiante de Medicina.

VASECTOMÍA También llamada “ligadura de los conductos”. Es una cirugía para cortar los canales a través de los cuales viajan los espermatozoides.

El procedimiento quirúrgico consiste en realizar dos pequeños cortes y ligaduras de los conductos deferentes (tubillos que conducen los espermatozoides) para que el esperma no pueda mezclarse con el semen.

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico ambulatorio simple que no necesita de internación, dura de 15 a 30 minutos y no conlleva riesgos (físicos o psicológicos) ni dolor. La persona puede irse a su casa en una hora y tener relaciones sexuales en unos días, usando condón. Luego de casi tres meses, ya no hay presencia de espermatozoides en el semen. Debe verificar si una muestra de semen está libre de espermatozoides. Es considerada una de las alternativas de anticoncepción más seguras, puede ser reversible, pero generalmente es permanente. Otorga la paridad en la responsabilidad que reclaman las mujeres.

MACHISMO Algunas mujeres aseguran que debido al machismo los hombres han descartado la posibilidad de la vasectomía y han delegado la responsabilidad de concepción a la mujer. A esto se suma la falta de información sobre el tema, razones por las que los varones se muestran reacios a someterse al método de anticoncepción masculina.

En los centros de salud promueven la ligadura de las trompas (para mujeres) antes que la vasectomía.

Roxana de Peredo, madre de dos niñas que nacieron por cesárea explicó que el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) cubre la ligadura de trompas. Esta cirugía se aplica a mujeres que han tenido más de tres cesáreas, por el riesgo de “ruptura uterina”.

A Roxana su ginecólogo le fue mentalizando durante el tratamiento prenatal de su segunda hija, para que en su tercer embarazo dé autorización al médico para proceder a la ligadura de trompas durante la cesárea. “Pero con los varones no se hace nada, ni se insinúa el tema”, dijo en tono de queja.

ATENCIÓN En Cochabamba existen clínicas particulares y hospitales en los que se realiza la cirugía.

La coordinadora de Marie Stopes, Ruth Veizaga Vásquez, dijo que el centro ofrece la vasectomía por Bs 700 desde hace dos años y al mes efectúa de 1 a 4 cirugías.

La mentalidad de los varones y las mujeres respecto a la vasectomía está cambiando de a poco. Varios hombres se informan. 

Derechos sexuales postergados

La directora del Instituto de Formación Integral (IFFI), Cecilia Estrada, considera que los derechos sexuales de las mujeres están postergados en los hogares y en los centros de salud porque no existe equidad de género.

Estrada mencionó que una mujer necesita la autorización de su esposo para que los médicos de un centro de salud le efectúe la ligadura de las trompas de falopio, en cambio, un varón no necesita el consentimiento de su pareja para elegir la vasectomía u otro método anticonceptivo.

“Hay una distancia muy grande entre hombres y mujeres. Es insuficiente el uso de los derechos reproductivos de las mujeres”, señaló Estrada.

Para promover la equidad de género, Estrada considera que las autoridades deben efectuar campañas masivas planteando las alternativas de anticoncepción para los hombres y mujeres, además, de informar sobre los derechos sexuales de ambos.

Opiniones.
Javier Alarcón

Periodista gráfico

La vasectomía es una pequeña operación que le hacen al hombre para que ya no tenga hijos. No me la practicaría porque pienso que existen otros métodos anticonceptivos. Nuestra sociedad es machista y por eso sólo las mujeres se realizan una cirugía.

Mariluz Bustamante

Comunicadora Social

Es un método anticonceptivo definitivo y hay que discutirlo demasiado con la pareja para realizarlo. Personalmente no estoy de acuerdo con esa práctica porque conlleva problemas físicos y emocionales a la larga.

Jimena Poma

Artesana

La vasectomía es una cirugía similar a la que se someten las mujeres para no tener más hijos. Para sugerirle a mi esposo que se realice ese método tendría que estar muy informada sobre las consecuencias que le puede producir.

Danitza Cruz Guzmán

Repostera

Nunca escuché hablar sobre la vasectomía y tampoco creo que exista un método anticonceptivo definitivo para los hombres ni para las mujeres. Además es mejor que una mujer se someta a una cirugía ligándose las trompas.

Ariel Moreno

Universitario

Es algo parecido a las ligaduras de las trompas que les hacen a las mujeres, pero no quisiera que me hagan la cirugía. Las mujeres se realizan más seguido los métodos definitivos y no así los varones por nuestra sociedad machista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada