jueves, 7 de abril de 2011

Riesgos de cambiar al Dr. por la internet

La Internet ha cambiado los hábitos de consulta médica. Mucha gente acude primero a la red para conocer más de sus dolencias antes de ir al doctor. Lo negativo es que no todo lo que está en la Internet es de fuentes confiables.

Cifras reveladoras. Un estudio realizado en Estados Unidos reveló que las mujeres entre 18 y 34 años son quienes más visitan Internet antes de consultar a un médico.
El estudio también investiga las causas para que se dé esta situación. El 82 por ciento de las consultadas explicó que se sienten incómodas hablando de temas de salud con su familia o con sus amigos cercanos.
Un 59 por ciento manifestó que les da vergüenza hablar de su salud con personas allegadas. Y el 49 por ciento dijo que antes que ir al médico, consultan la red para investigar sobre el tema que las preocupa.
Tan sólo el 25 por ciento decide ir al médico como primera medida y un 15 por ciento lo discute en familia.
Pero más allá de la vergüenza y la incomodidad, la Internet es visto como una herramienta para informar e intercambiar información. Muchas mujeres dijeron que les encanta poder discutir con otros sus preocupaciones por medio de foros y así se sienten más preparadas a la hora de ir a una cita médica.

CUIDADO DONDE CONSULTA. Lo importante es consultar sitios serios, donde se publica información respaldada por la ciencia y los profesionales de la medicina, caso contrario uno puede teclear “cáncer”, en algún buscador y terminar en el blog de alguna persona que vende un producto con el que “garantiza” la cura de un tumor terminal.
"Es verdad que hay mucha basura, pero también información de calidad; está todo mezclado, se trata de saber buscar", manifestó Ignacio Parada, experto español en redes sociales y salud.
Muchas veces sólo se trata de aplicar el sentido común. Ya que existen páginas de instituciones reconocidas que brindan información muy útil a las personas con alguna enfermedad.

no reemplaza al doctor.
Cualquiera sea la información que se encuentre en la Internet, nunca va a reemplazar a un médico. Siempre que exista algún problema de salud es necesario hacer una cita. La red sirve para aprender algo sobre salud; pero su misión es simplemente informativa.
Busque, infórmese, comparta, use la tecnología a su favor. Pero tenga presente que sólo un profesional de la salud puede brindarle un diagnóstico preciso y proporcionarle el tratamiento que más se adecúa a su organismo.
"Si el paciente sabe más, puedes preguntar mejor, y el médico ha de aceptar que eso es bueno", tercia Esther Jovell, responsable de la oficina técnica de investigación del Consorcio Sanitario de Tarrassa de España.

Internet revoluciona el área de la salud En EEUU sólo el 15% de las mujeres acude primero al médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada