lunes, 15 de agosto de 2011

Alimentación dos en uno

La alimentación durante el embarazo adquiere especial importancia, dado que la buena nutrición de la mamá es uno de los componentes fundamentales para el éxito del mismo. Nunca se olvide que el bebé se alimenta a través de usted y que lo que come determina lo que él recibe, o no recibe.
La clave siempre está en la variedad y la cantidad, según se explica en la página web Planeta Mamá. Para mantener una dieta balanceada durante el embarazo se debe evitar comer demasiado de cada uno de los grupos de alimentos.

VARIEDAD Y CANTIDAD NECESARIA. Cuando se habla de variedad se refiere a que se alimente con los 5 grupos básicos: cereales, frutas, verduras, carnes y huevos y lácteos. La ausencia de alguno de ellos en su dieta va a traer como consecuencia la falta de alguno (o varios) de los nutrientes esenciales que su organismo necesita para estar saludable.
El concepto de cantidad está relacionado básicamente con las raciones que debe ingerir de cada grupo de alimentos. Si por ejemplo su dieta es excesiva en cereales, probablemente otro de los grupos se vea perjudicado en cantidad, por lo cual se verá afectada la variedad.

LÁCTEOS, CARNES Y HUEVOS. Dentro de los lácteos, se encuentra la leche, rica en proteínas y calcio, por lo que hay que tratar de incluirla diariamente en la dieta, descremada y vitaminizada. Para la futuras mamás a quienes no les agrada la leche, la pueden sustituir con yogur, leche descremada o queso.
En cuanto a las carnes rojas, deben ser magras (quitarle la grasa antes de cocinar) e incluirlas por lo menos una vez al día. Este tipo de alimentos contiene una buena cantidad de proteínas de alta calidad, hierro, nutrientes, menos grasa y es más fácil de digerir, sobre todo en las llamadas carnes blancas como el pollo o pescado. El hierro, calcio, grasas, proteínas, vitaminas A y D son componentes del huevo, la cantidad de este en la dieta de una embarazada es de 2 unidades semanales.

CEREALES, FRUTAS Y VEGETALES. Los cereales constituyen una fuente importante de carbohidratos y de fibra si se las consume en forma integral (pan negro o galletitas integrales). En cantidad moderada, son un buen complemento, ya que estos poseen fibra y mucha más cantidad de vitamina del complejo B.
Los vegetales de hoja poseen importante cantidad de vitamina C y fibra. Es mejor consumirlos crudos o cocidos al vapor para evitar la pérdida de importantes sustancias nutritivas. La zanahoria y calabaza poseen gran cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A. En cuanto a los cítricos, frutillas y kiwi tienen una adecuada cantidad de vitamina C. Para una mejor orientación, consulte con su médico.

LA ALIMENTACIÓN

Correcta contribuye a la recuperación corporal después del parto.

TOME Y EVITE

Beba 2 litros de agua por día y deje de lado el alcohol y la cafeína.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada