jueves, 25 de agosto de 2011

Alistan ley que sancionará negligencia de curanderos

El Viceministerio de Medicina Tradicional e Interculturalidad (VMTI) alista el proyecto de Ley de Medicina Tradicional Ancestral que considera sancionar la negligencia en la medicina tradicional, ejercitada por los médicos tradicionales, popularmente conocidos como ‘curanderos’.

El viceministro de Medicina Tradicional e Interculturalidad, Alberto Camaqui, explicó a Cambio que el espíritu de la norma busca garantizar el ejercicio de los médicos tradicionales y naturistas, por lo que “la negligencia médica también será sancionada entre los terapeutas tradicionales, porque se trata de garantizar el derecho a la salud”.

Explicó que en vista de que se trata de una ley marco, la propuesta requerirá de reglamentos que definan las sanciones equivalentes a una mala praxis del conocimiento ancestral. Sin embargo, adelantó que se propone la creación de un Consejo Nacional de Medicina Tradicional (Conametra), que tendrá diversas potestades de actuación.

La propuesta fue enriquecida con médicos tradicionales y naturistas de todo el país, en un evento desarrollado en Cochabamba el mes pasado.

“En el proyecto de ley también propondremos la investigación de la medicina tradicional, porque es muy necesario alcanzar niveles de investigación para garantizar la salud”, señaló la autoridad.

Camaqui explicó que otra propuesta es impulsar la creación de la Comisión de Farmacopea de Plantas Medicinales de Bolivia, “a fin de preservar el conocimiento ancestral y la biodiversidad que genera la Madre Tierra”. Asimismo, dijo que se levantará un registro de los laboratorios artesanales y el registro sanitario de los productos o medicamentos naturales tradicionales.

“La medicina tradicional tiene que contar con su propia medicina, con su propio laboratorio industrial y natural”, dijo. La valoración, explicó, permitirá impulsar en el país un laboratorio de medicina tradicional, con proyecciones internacionales.

“Este laboratorio será en el futuro el centro de provisión de medicamentos a todos los establecimientos de salud del país y se enmarcará en el trabajo de llegar al ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América)”, dijo.

A nivel nacional, el laboratorio de medicina tradicional asistirá con medicamentos naturales a los centros del Sistema Único de Salud.

“Bolivia se convertirá en productora de medicamentos naturales, esos son los desafíos que nos estamos planteando”, sostuvo. Luego añadió que la actividad permitirá ingresos al país y habilitará fuentes de trabajo en farmacopea.

A comienzos de agosto, el VMTI inició el registro de los médicos tradicionales en el país, tarea que concluirá en noviembre. Camaqui anunció que luego de censar a los nacionales se levantará un registro de los médicos internacionales.


MÉDICOS TRADICIONALES

Especialidades: parteros/as-matronas; qulliris, herbolistas (aymaras, quechuas, guaraníes); hueseros (qhaqueris); amautas y sacerdotes espirituales; yatiris espirituales (aymaras); jampiris (quechua); kallawayas (quechua, machaj yujay); chamanes (oriente de Bolivia); kákuris (aymaras y quechuas); aysiris (quechuas), curanderos (chaco boliviano); ipayes (oriente) y naturista.


“Lo ancestral va ligado al cosmos”

El viceministro de Medicina Tradicional e Interculturalidad, Alberto Camaqui, explicó que el médico tradicional no sólo cura a la persona enferma, sino que la restablece en armonía con la naturaleza.

“Somos hijos de la naturaleza, y ella es la que nos protege; y cuando hay una ruptura del equilibrio con la naturaleza, es donde se genera la enfermedad, por lo que se toma en cuenta la medicina tradicional de acuerdo con el cosmos”, explicó.

Camaqui sostuvo que a la medicina tradicional no sólo le interesa la persona enferma, sino que “vela por el entorno familiar y la comunidad”, lo que la hace diferente de la práctica de la medicina científica.

Sin embargo, en la propuesta de ley, se complementarán y funcionarán en los sistemas únicos de salud, bajo normas legales vigentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada