lunes, 15 de agosto de 2011

Hemorragias ¿Cómo detenerlas?

S i una herida sangra poco es porque están lesionados solo los capilares, que son vasos muy finos que irrigan los tejidos; en este caso basta con comprimirla con una venda. En cambio, si sangra abundantemente, significa que se vieron afectadas las venas o las arterias. Para que la sangre se coagule en la herida y cierre los vasos lesionado, tenemos que parar la hemorragia lo más pronto posible. La manera de hacerlo dependerá con los medios que contemos en ese momento como gasa, algodón, un pedazo de tela y hasta los dedos, pueden servir para ejercer presión en la herida señaló el médico Hugo Iturricha kramer.

CÓMO HACERLO. "Todo dependerá del tamaño de la herida, lo primero, hay que buscar un paño o gasa y aplicar compresión sobre la herida por 5 o 10 minutos o el tiempo que sea necesario, si es un vaso pequeño el afectado, para de sangrar rápido, pero si es grande, hay que llevar a la persona a un centro hospitalario, pero sin dejar de presionar la herida, hasta que tenga asistencia médica. Si es muy grave, la solución final será en el quirófano, explicó Iturricha. "Este procedimiento se realiza porque al presionar la herida, la sangre se coagula y se forma una especie de tapón, que evita que continúe la hemorragia", acotó el galeno.

HEMORRAGIA NASAL. Es muy frecuente que la nariz sangre espontáneamente, se produce por diferentes factores como una inflamación o rinitis, golpes físicos, por la presencia de cuerpos extraños o algún esfuerzo, ect. Pero lo importante es parar el sangrado, haciendo sentar a la persona, mirando para arriba y se comprime su nariz en ambos lados con los dedos pulgar e índice durante 10 a 15 minutos justo donde acaba el hueso; esta acción favorece la coagulación y actúa como un tapón, indicó el médico. También se puede colocar una gasa o algodón a las fosas nasales. Es aconsejable que la persona afectada no se suene la nariz durante varias horas, pues podría sangrar.

PUNTOS CLAVES DE PRESIÓN ARTERIAL. Cuando la hemorragia arterial es aguda, además de presionar la zona de la herida, es necesario comprimir algunos puntos de la arteria afectada. Cuando es en la mano o antebrazo, apretamos las arterias en el hueco del codo , contra el hueso. Si fuese en las extremidades inferiores con la palma de la mano presionamos a la altura de la ingle, en dirección de la cadera. Cuando es a la altura del hombro, presionamos sobre la primera costilla a través del hueco que hay debajo de la clavícula.

RECOMENDACIONES. Comúnmente para detener la hemorragia, se utiliza café, mayonesa u otras sustancias caseras que pueden ensuciar la herida y causar una infección; esto nunca se debe hacer. Solo presionar e ir con urgencia al primer centro médico. Los torniquetes ya no están recomendados, porque pueden producir lesiones graves en el tejido afectado. No hay que dejar a la persona herida, sin los primeros auxilios, pues la hemorragia profusa (abundante) es causada por laceración de una o varias venas o arterias, que si sangra durante 3 a 5 minutos, puede provocar la muerte del afectado, resaltó Hugo Iturricha. Otro tipos de hemorragias son las internas, que se tratan en quirófanos con médico especialistas.

TORNIQUETES

Están contraindicados, la sangre no llega a otros órganos.

HERIDAS

Si fuesen muy grandes es mejor llevar al médico, pero presionando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada