miércoles, 10 de agosto de 2011

La sangre materna revela el sexo del bebé

Los exámenes de células fetales tomadas de la sangre materna después de siete semanas de embarazo son seguros y eficaces para determinar el sexo del feto y los riesgos de anomalías genéticas, de acuerdo con un análisis de varios estudios recientemente publicados.


Los exámanes de orina de la madre no parecen por el contrario fiables para determinar el sexo del bebé, concluyó el trabajo publicado en Estados Unidos en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), de fecha 10 de agosto.


El análisis de células fetales en la sangre de las mujeres embarazadas puede ser una buena alternativa a la amniocentesis, que permite realizar un análisis citogenético o de los cromosomas del feto, pero es más riesgoso. La amniocentesis es actualmente el procedimiento médico elegido para determinar anomalías genéticas y conocer el sexo del feto, pero en realidad presenta un riesgo, bajo, de provocar un aborto involuntario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada