viernes, 19 de agosto de 2011

Perros rastreadores pueden detectar el cáncer

Científicos alemanes descubrieron tras experimentar con perros rastreadores que esos animales pueden detectar fielmente el cáncer pulmonar olfateando una muestra de aliento.


En un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Schillerhoehe en Alemana, los perros fueron capaces de detectar correctamente cáncer de pulmón en el 71 por ciento de los pacientes, lo que significa que una técnica similar podría usarse en un futuro para la detención precoz de la enfermedad.


"En el aliento de los pacientes con cáncer de pulmón, es probable que haya sustancias químicas diferentes al de una muestra de aliento normal y el agudo sentido del olfato de los perros puede detectar esta diferencia en una etapa temprana de la enfermedad", dijo Thorsten Walles, director del estudio.


Los resultados fueron publicados el jueves en European Respiratory Journal.
El cáncer de pulmón, fundamentalmente vinculado al consumo de tabaco, es la segunda forma de cáncer más común en hombres y mujeres de toda Europa y causa más de 340.000 muertes al año. Es también la causa más común de muerte por cáncer en todo el mundo.


La enfermedad es muy difícil de detectar en sus etapas iniciales y los científicos han estado trabajando en el uso de test de aliento para una posible identificación en el futuro.


El método de olfateo se basa en la identificación de los llamados compuestos orgánicos volátiles (VOCs por sus siglas en inglés) que están vinculados a la presencia de cáncer.


Los investigadores explicaron que aunque han sido probadas diferentes técnicas de test de aliento, son muy difíciles de desarrollar para su uso en la práctica clínica porque a los pacientes no se les permite fumar o comer antes del test, el análisis de la muestra no puede tardar mucho tiempo y hay también un alto riesgo de interferencia.


Por todos esos motivos, aún no han sido identificados VOCs específicos del cáncer de pulmón.
En este estudio, los expertos trabajaron con perros especialmente entrenados y con 220 voluntarios, incluyendo pacientes de cáncer de pulmón, con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y con voluntarios sin problemas pulmonares.


El resultado muestra que los perros identificaron con éxito 71 muestras con cáncer de pulmón de un máximo de 100, y detectaron correctamente 372 muestras que no tenían cáncer de pulmón de 400 posibles.


Los animales también fueron capaces de detectar cáncer pulmonar independientemente si proviene de una EPOC o del tabaquismo.
Walles dijo que sus resultados confirman que hay un "indicador" del cáncer de pulmón fiable y firme en el aliento, pero todavía queda mucho trabajo por hacer para encontrar exactamente qué es.


"Esto es un gran paso hacia delante (...) pero aún necesitamos identificar con precisión los componentes observados en el aire exhalado de los pacientes. Es una pena que los perros no puedan comunicar la bioquímica del olor del cáncer", añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada