martes, 23 de agosto de 2011

"Súperbacteria" mata a 50 personas en Panamá y crea pánico

El número de personas fallecidas en Panamá a causa de una superbacteria detectada hace semanas en el principal hospital público del país ascendió este lunes a 50, informó una fuente sanitaria de ese país, informó el portal informativo emol.com que cita a la agencia de noticias AFP.

"En total son 50 pacientes fallecidos" a causa de la bacteria", afirmó Javier Díaz, director de prestaciones médicas de la Caja del Seguro Social de Panamá.



El microorganismo, denominado Klebsiella pneumoniae carbapenemasa (KPC), hizo su primera aparición a fines del año pasado en la sala de cuidados intensivos del hospital público Arnulfo Arias Madrid. Sin embargo, no ha podido ser controlado y ha cobrado un número creciente de víctimas.

"No tenemos ningún otro reporte de KPC activa en ninguna otra instalación de salud", dijo Díaz, tras reportar las últimas cuatro muertes producidas durante el fin de semana.

Pánico en pacientes.

El miedo a la bacteria ha producido un descenso en el número de pacientes que diariamente se atienden en consulta externa del hospital afectado, pasando de las 4.200 consultas a 2.600.

La bacteria KPC es una mutación de la Klebsiella Pneumoniae, que vive normalmente en el intestino de las personas sanas.

Esta nueva variedad es inmune a los antibióticos comunes y se presenta como una enfermedad "oportunista" en hospitales y centros de salud, donde hace presa de los pacientes debilitados por los tratamientos de otras enfermedades.



El patógeno puede causar neumonía o bien atacar el hígado, tras entrar al torrente sanguíneo, e ingresa al cuerpo por distintas vías: a través de una eventual contaminación de los equipos de ventilación asistida, por la infección de catéteres e incluso por el contacto con superficies contaminadas en camas, utensilios o los guantes no bien esterilizados del propio personal de salud.

En 2010 se registró un violento brote de la bacteria KPC en Brasil, donde causó cerca de 20 fallecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada