martes, 9 de agosto de 2011

Tuberculosis, Bolivia es uno de los países más afectados de la región

Según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud, Haití, Bolivia y el Perú son los países más afectados por tuberculosis en Latinoamérica. Además, se estima que por cada persona con tuberculosis activa que no recibe tratamiento, entre diez y veinte personas más serán contagiadas.

Debido a que existen fármacos efectivos para el tratamiento de la tuberculosis, esta enfermedad se considera curable en el mundo. Sin embargo, las probabilidades de éxito en la cura se ven disminuidas cuando el inicio del tratamiento se pospone hasta fases avanzadas de la enfermedad y cuando la infección es originada por cepas de bacterias resistentes a los fármacos de primera opción de tratamiento.

Yuquis, los más afectados en el país

Siete familias indígenas del pueblo Yuqui, que habitan en el municipio de Puerto Villarroel de Cochabamba, llegaron a la capital cruceña para pedir ayuda en alimentaos, medicamentos y ropa de invierno, especialmente para sus niños; el pedido fue extensivo a instituciones y población en general.

Según el testimonio de la comunaria Raquel wawasubera, sus niños enferman constantemente de diarreas, vómitos, fiebres y en su posta sanitaria no cuentan con los medicamentos necesarios para atenderlos de manera oportuna, además que por la falta de alimentos sufren de desnutrición.

Asimismo, señaló que muchas personas mayores han perdido la vida a consecuencia de la tuberculosis y denunció que las autoridades departamentales o nacionales no han hecho nada hasta la fecha para evitar y prevenir esta enfermedad.

Lo que debe saber de la enfermedad

¿Qué es la tuberculosis?

Es una enfermedad grave y contagiosa, producida por el Bacilo de Koch (descubierto hace 121 años por Robert Koch), ataca a los pulmones y a otros órganos.

¿Cómo se contagia?

El enfermo, al hablar, cantar, gritar, expulsa gotitas de saliva llenas de bacilos que quedan flotando en el aire, otra persona sana respira y los mete a sus pulmones.

¿Cómo darse cuenta?

Si tose y bota flemas por más de dos semanas, puede ser una señal. Si tose por mucho tiempo con flemas y sangre puede que tenga una tuberculosis avanzada.

¿Cuáles son los síntomas?

Falta de apetito, fiebre por las noches, cansancio, fatiga, enflaquecimiento, etc.

¿El mal tiene cura?

Sí, se puede curar, pero todo depende de que el paciente siga el tratamiento sin fallar. El tratamiento dura 8 meses, con varias tabletas suministradas por el Sedes.

¿Cómo evitar el mal?

Vacunar a los niños con la BCG, acudir al servicio de salud si está tosiendo más de dos semanas y con flemas. Hay que ventilar y asolear la vivienda, pues el sol mata a los bacilos. Si está enfermo, tápese la boca al toser, no escupir al suelo, sino en un pañuelo o en un papel y después quemarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada