miércoles, 24 de agosto de 2011

Uso de GLP provoca el 90% de accidentes entre amas de casa

En la Unidad de Quemados del Hospital de Clínicas, el 90% de las atenciones tienen que ver con accidentes producidos por Gas Licuado de Petróleo (GLP). Las principales víctimas son amas de casa y trabajadoras del hogar.

“El 90% de las quemaduras se da (en adultos) por gas licuado de petróleo, y en los niños por agua caliente, lo cual es más por descuido de las madres”, aseguró ayer el cirujano plástico de esa unidad, Gonzalo Sillerico.

En los adultos varones, las quemaduras se dan más por descargas eléctricas, principalmente en los que se dedican a la albañilería, detalló el especialista.

Curiosamente, el mes pasado, esa unidad recibió siete casos por quemaduras eléctricas, que en otros meses no se presentaron, de acuerdo con el cirujano plástico.

El 10% restante corresponde a otro tipo de quemaduras, como las de agua caliente o sustancias químicas, que podrían causar heridas de primer, segundo y tercer grado en la piel.

Los casos de quemaduras se presentan en cualquier momento del año, explicó Sillerico, sin embargo, hay periodos en los que las personas son más susceptibles a sufrir estos accidentes, por ejemplo, durante la fiesta de San Juan el número de pacientes suele ser alto, aunque menos que en el pasado, cuando no habían restricciones sobre la realización de fogatas y el uso de juegos pirotécnicos y explosivos.

Los pacientes del altiplano o de pueblos lejanos que recurren a esa unidad del Hospital de Clínicas llegan con quemaduras de fuego pues, al no tener energía eléctrica, usan mecheros, los cuales, en un descuido, pueden provocar incendios. En tanto, los heridos procedentes de los Yungas llegan con llagas a consecuencia de los chaqueos.

Víctimas del agua caliente

En el caso de los niños, los accidentes que éstos sufren con más frecuencia son quemaduras por agua caliente, indicó Sillerico.

“En nuestro medio, al no haber duchas, las madres calientan agua para bañar a los niños y por descuido éstos se echan con el líquido caliente”, explicó.

Javier Velásquez, fisioterapeuta que trabaja con ejercicios musculares en pacientes quemados, indicó que la atención en los hospitales varía de acuerdo con el grado de quemadura y de la superficie afectada en el cuerpo.

Según Velásquez, a los sanatorios de tercer nivel, como el Hospital de Clínicas, ingresan pacientes cuyas quemaduras ocupan un 15% de la superficie corporal. “Una quemadura del tamaño de la palma de una mano corresponde al 1%. Así, un 10% de superficie del cuerpo quemada es grande”, explicó.

Las quemaduras de primer grado, que son consideradas menores en gravedad, pueden ser atendidas en hospitales de primer nivel de los barrios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada