jueves, 26 de abril de 2012

Dos clínicas privadas se acoplaron a la protesta

Las clínicas Santísima Trinidad y Corazón de Jesús se sumaron en la víspera al paro de 48 horas convocado por la Central Obrera Boliviana (COB), por lo que atendieron sólo casos de emergencia.

La administración de ambos nosocomios justificó la medida asegurando que el 50% de los galenos se encuentra afiliado al Colegio Médico.

De acuerdo con la doctora Gabriela Campero, en la clínica Corazón de Jesús esta afiliación permite que los profesionales y trabajadores de salud acaten el paro movilizado convocado por su organización sindical.

“La mitad de los médicos que se encuentran en planillas forman parte del Colegio Médico por lo que al momento acatan el paro convocado por la COB, es por eso que en la actualidad este centro de salud está atendiendo sólo a los casos de emergencias. Con esta medida no se suspenden las atenciones programadas de quirófano en otras especialidades, donde los profesionales médicos deben efectuar dichas atenciones especializadas para impedir el avance de enfermedades graves”, explicó Campero.

Por su parte, las personas que solicitaban las atenciones correspondientes en diferentes especialidades como pediatría o ginecología protestaron por la medida asumida por los galenos mientras aguardaban ser atendidos por la Unidad de Emergencias.

De la misma manera, en la clínica Santísima Trinidad ubicada en la carretera a Viacha, los pacientes tuvieron que aguardar en la sala de emergencias donde eran remitidos por el personal para que los médicos de turno les realicen alguna atención.

En este nosocomio más del 60% de los galenos estarían afiliados mediante el colegio médico departamental.

“Es el segundo día en el que nuestros profesionales deciden participar del paro de 48 horas que fue convocado tanto por la instancia a la que se encuentran afiliados, así como por la COB, suspendiendo de esta manera todas las atenciones, menos en áreas de emergencia”, explicó uno de los responsables del centro de salud.

Los trabajadores de salud y médicos del sector privado ratifican su apoyo a las protestas en rechazó al DS 1126, norma con la que se pretende ampliar las horas de trabajo de los galenos sin reconocer sus beneficios laborales.

En la ciudad de La Paz, la situación se repite con los hospitales municipales donde desde el martes se acoplaron a los ya 26 días de protesta.

Entretanto, los gobernantes municipales y nacionales optaron por convocar a nuevos profesionales para subsanar las deficiencias en la atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada