martes, 24 de abril de 2012

La telemedicina lleva salud a las áreas rurales

Hay proyectos en el altiplano, los Yungas y se prevé uno posterior en la amazonia, donde la gente será atendida y sus diagnósticos, enviados por la red a especialistas.

Los beneficios de la telemedicina, un sistema a través del cual las personas pueden consultar a médicos especialistas por internet, son difundidos en un foro internacional que se realiza en La Paz. En este departamento, hace dos años que se emplea esta técnica para apoyar la atención de pacientes en las zonas rurales.
Para las grandes distancias. El profesor Antoine Geissbuhler, jefe de Telemedicina y Salud de la Universidad de Ginebra, explicó que esta actividad se desarrolló en varios países “con la idea de llevar los servicios médicos a los pacientes, más allá de la distancia. Es utilizada principalmente en países donde se requiere hacer grandes desplazamientos”.
Para ello, la principal herramienta es internet, ya que un centro médico, una brigada o un galeno puede tomar las muestras o radiografías del paciente y enviarlas a los especialistas de hospitales de referencia, donde éstos ayudarán a formular el diagnóstico y harán las recomendaciones pertinentes.
Según Geissbuhler, este tipo de cooperación “permite llevar la experiencia, la sabiduría y la ayuda a los profesionales que se encuentran en las zonas rurales aisladas”.
Ramiro Narváez, director del Hospital Arco Iris, uno de los centros médicos que participan en los proyectos de telemedicina, dijo que la aplicación de este sistema de atención “posibilita, primero, que la gente pueda acceder a los servicios de salud; segundo, que pueda garantizarse la continuidad de la atención y, tercero, que haya procesos cooperativos entre los centros y con los centros de otros países”.
La ayuda de la tecnología. En Bolivia, la telemedicina se aplica desde hace dos años, con un proyecto impulsado por la cooperación suiza en las comunidades ubicadas en torno al lago Titicaca.
El apoyo técnico era brindado por profesionales de la Carrera de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y especialistas del Hospital de Clínicas, de tercer nivel.
Esta labor, según Geissbuhler, requiere de una comunicación constante y la transmisión de imágenes médicas, como radiografías. “Tenemos sistemas que fueron desarrollados para telemedicina y podemos instalarlos en ordenadores de centros de salud o de referencia para que los datos lleguen con seguridad”.
Más allá de un apoyo especializado al paciente, que recibe un mejor diagnóstico, con la telemedicina, los profesionales pueden intercambiar experiencias y opiniones. En ocasiones, se puede determinar si es necesario o no trasladar a un paciente.
En opinión de Narváez, ésta es una muestra de que “sí se puede” mejorar la salud, aunque es necesario un mayor apoyo a estos proyectos.

Cientos de personas ya se beneficiaron con la telemedicina que se aplica en Bolivia desde hace dos años.

“Estamos integrando la ciudad de La Paz con El altiplano. Mañana lo haremos con los Yungas y la amazonia. Con los problemas de conexión, la telemedicina es una gran alternativa”.

Ramiro Narváez / DIRECTOR DEL HOSPITAL ARCO IRIS

“Es necesario un acuerdo entre los centros de salud que van a trabajar, los del área rural y los de referencia. Evidentemente, también se debe coordinar con el Gobierno”.

Antoine Geissbuhler / UNIVERSIDAD DE GINEBRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada