jueves, 26 de abril de 2012

Sólo uno de cada cuatro diabéticos recibe atención

En el país, 48.518 enfermos siguen un tratamiento médico para controlar el mal.

La responsable del Programa de Enfermedades No Transmisibles dependiente del Ministerio de Salud, Sdenka Maury, informó que en 2011 solamente una de cuatro personas aquejadas por la diabetes acudió a los centros de salud para tratar la enfermedad, mientras que la mitad de los afectados ignora que la padece.
“La diabetes, ahora, es cada vez más frecuente en personas de 30 años, pero éstas no son conscientes. Sobre todo las que tienen sobrepeso, no se dan cuenta sino hasta que la enfermedad está muy avanzada y, entonces, acuden a los hospitales”.
Según los datos del programa, el año pasado los centros de salud pública del país atendieron a 48.518 enfermos de diabetes, de quienes 16.140 residen en Santa Cruz; 7.545, en Chuquisaca; 5.725, en Cochabamba; 5.623, en Oruro; 4.448, en Beni; 3.849, en Tarija; 2.370, en La Paz; 2.142, en Potosí, y 674, en Pando.
¿Qué es la diabetes?. “Es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina y llega a dañar los riñones, ojos, corazón, nervios y otros órganos”.
La especialista explicó que hay dos tipos de diabetes; la primera es denominada de tipo I o diabetes juvenil, porque se presenta durante la infancia. “Como el cuerpo no produce insulina, las personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir”, precisó.
En el tipo II, que se presenta en personas adultas, el cuerpo sí produce insulina, pero no en cantidad suficiente. “En este caso, la insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células y produce una serie de dificultades que llegan a ocasionar la ceguera o deficiencia renal”.
Las complicaciones. Maury indicó que entre las complicaciones de la diabetes está la neuropatía diabética, que es una lesión en los vasos sanguíneos y en el sistema nervioso. “Esta fase es muy difícil para el enfermo, ya que sus nervios están irritados y pierden la sensibilidad, es decir, ya no sienten dolor”.
La especialista explicó que los síntomas comunes de la neuropatía diabética son sensación de adormecimiento en las piernas y brazos, hormigueo y ardor en los pies y manos, las heridas no duelen como deberían y sanan con lentitud, debilidad muscular, dificultad para caminar, infecciones urinarias, dolor abdominal, debilidad, adelgazamiento, náuseas, vómitos, diarreas y sed constante.
Otro de los riesgos al que se expone el enfermo es la pérdida de la visión, ya que los ojos se dañan porque la diabetes facilita la aparición de cataratas hasta producir la ceguera. “Esta afección también favorece la formación de coágulos en los vasos sanguíneos y puede ocasionar una embolia cerebral o cardiopatía diabética”.
las recomendaciones. Maury indicó que la diabetes no tiene cura, pero puede ser controlada con facilidad. “Los enfermos deben seguir las recomendaciones de sus médicos, controlar los niveles de glucosa y deben hacer una revisión constante de la planta de los pies para evitar el pie diabético”.
La responsable del Programa de Enfermedades No Transmisibles recomendó, para la prevención de la diabetes, consumir más frutas y optar por el pan integral, además de realizar ejercicios físicos cinco días a la semana por 30 minutos. “Hay que reducir el consumo de alimentos muy azucarados, como los carbohidratos (pan, papa, fideo, chuños, pasteles) porque en el instante en que los ingerimos se vuelven azúcar”.

“La diabetes es prevenible, sólo hay que tener buenos hábitos alimenticios, hacer ejercicios y evitar el consumo de productos dulces”.
Sdenka Maury / ESPECIALISTA

Según un estudio que realizó el programa de enfermedades no transmisibles en 2011,por cada 100.000 habitantes en el país hay un niño con diabetes tipo i, también se presentaron casos en infantes con diabetes tipo ii por la obesidad.

La diabetes en el mundo

Según la Organización Mundial de la Salud, la morbilidad de la diabetes aumenta en todo el mundo, particularmente en los países en desarrollo.

346 millones de personas a escala mundial padecen diabetes. Los estudios de la OMS muestran también que la enfermedad afecta cada vez más a los niños.

80 por ciento de los decesos por la diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios, se prevé que para 2030, las muertes se multiplicarán por dos, según la ONU.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada