jueves, 21 de junio de 2012

El mito de la Vitamina C en invierno

Una última revisión de más de 30 ensayos en los que han intervenido 11.350 participantes cierra la cuestión al afirmar que "hay claras evidencias que muestran que no tiene sentido tomar suplementos de vitamina C todo el año, ya que no reduce la incidencia de los catarros".

Aunque esta sustancia es muy popular entre la gente para no "pillar" un resfriado "hemos comprobado durante varias décadas que no es la panacea", afirma Harri Hemilä, del departamento de Salud Pública en la Universidad de Helsinki (Finlandia) y uno de los autores de esta revisión que se publica en el último número de "The Cochrane Library", una publicación que revisa las evidencias científicas sobre un tema.

Beneficios nulos. El estudio mostró que una dosis de al menos 200 mg diarios tiene muy pocos efectos para reducir la duración o gravedad de los resfriados.

Los resultados revelan que esta dosis puede reducir la duración de una gripe en 8% en adultos y 13,6% en niños. Sin embargo, la gente que queda expuesta a periodos de gran estrés, sí podrían reducir a la mitad el riesgo de sufrir un resfriado si toman la dosis diaria de vitamina.

Necesita un co-factor. Alan Zapata, nutricionista afirma que la Vitamina C no puede actuar sola en este caso tiene actuar como factor de otras enzimas como ser el superóxido dismutaza, calataza y glutación peroxidaza. Además de complementos oligoeleménticos como el zinc que está presente especialmente en cereales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada