miércoles, 13 de junio de 2012

Los gases de motores diesel son cancerígenos

El Centro Internacional de Investigación del Cáncer (CIRC), una agencia de la OMS, resolvió incluir a los gases que generan los motores diesel en la categoría más alta de sustancias que provocan cáncer en los seres humanos. Así, el mismo organismo actualizó su decisión de 1998, cuando los había ubicado en el grupo 2ª (probablemente cancerígenos).

Los expertos de ese centro, reunidos en Lyon, consideraron que ya existe evidencia científica "contundente" para demostrar la gravedad que implica la exposición a esos gases, ya que está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y de vejiga. La clasificación los coloca en la misma categoría de riesgo que otras sustancias nocivas, como el asbesto, el arsénico, el gas mostaza, el alcohol y el tabaco.

La decisión es resultado de una reunión, de una semana de duración, de expertos independientes que evaluaron la última información científica sobre la posibilidad de que los gases del diesel y la gasolina provoquen cáncer.

El CIRC instó, por ello, a las personas de todo el planeta a reducir su exposición a los gases de ese combustible cuando sea posible. Christopher Portier, jefe del grupo de trabajo, indicó que "dados los impactos adicionales de las partículas de diesel sobre la salud, la exposición a esta mezcla de químicos debería reducirse a nivel mundial".

Este anuncio posiblemente cause temor entre los fabricantes de autos y camiones, sobre todo en Europa, donde este combustible es muy popular. En ese continente, tratamientos impositivos ventajosos ayudaron a impulsar los avances tecnológicos y el auge de su demanda. En buena parte del resto del mundo, los motores diesel están prácticamente confinados a los vehículos comerciales.

En reacción a la decisión del CIRC, Allen Schaeffer, director ejecutivo del Foro de Tecnología Diesel, con sede en Washington, dijo que los fabricantes de motores y equipamiento diesel, las refinerías y los productores de tecnologías de control de las emisiones invirtieron miles de millones de dólares en estudios sobre tecnologías y estrategias para reducir las emisiones.

"Los motores diesel con nueva tecnología, que usan combustible diesel de azufre ultra bajo, los motores avanzados y los sistemas de control de las emisiones se acercan a emisiones cercanas a cero de óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y materia articulada", indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada