viernes, 14 de diciembre de 2012

Alergias alimentarias son tratadas con acerola


Existe una gran cantidad de personas que pueden comer una variedad de alimentos sin problema alguno. Sin embargo, hay un pequeño porcentaje de población que al consumir determinados productos pueden sentir reacciones adversas, que van desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas graves.

Al respecto, Femenina conversó con la nutricionista ortomolecular de Nutrivida, Verónica Cortez, quien explicó en qué consisten las alergias alimentarias, cómo diagnosticarlas y los tratamientos realizados.

DIAGNÓSTICO

La especialista afirma que por lo general las alergias son reacciones del organismo a componentes alimenticios, ambientales o de medicamentos, entre otros, que se consideran nocivos y que liberan la histamina que desencadena la aparición de ronchas en la piel, estornudos o tos al contacto con estos elementos.

“Las alergias alimentarias son las que ocurren cuando el organismo está sensibilizado a uno o más alimentos, ya sea consumiendo el mismo o en algunos casos al sólo contacto”, expresó Cortez.

La forma de diagnóstico lo realizan el médico general, pediatra o alergólogo cuando la persona acude por la erupción de granitos o ronchas.

En cambio en la nutrición ortomolecular, desde su primera consulta, se le practica al paciente un test de estrés oxidativo en sangre con la finalidad de detectar la liberación de histamina que define la existencia o no de un cuadro alérgico activo o pasivo en el niño o adulto.

TRATAMIENTO

Según Cortez, el tratamiento ortomolecular consiste en devolver el equilibrio nutricional y funcionamiento orgánico, que potencia la producción de inmunoglobulinas y reduce la liberación de histamina evitando que el paciente vuelva a presentar alergia aún al estar en contacto con estos elementos.

Los componentes prescritos por la nutricionista en base al fruto de acerola - utilizado como antianémico, contra hongos, antiinflamatorio, antioxidante, astringente y diurético- son elaborados en una fórmula específica para cada paciente en Farmacia Artesanal.

“La vitamina C se utiliza en megadosis dependiendo de la deficiencia que presente el paciente, únicamente en base al ácido ascórbico proveniente de la fruta acerola, ya que las presentaciones comerciales de vitamina C contienen edulcorantes artificiales, saborizantes y colorantes no recomendables para pacientes alérgicos”, afirmó Cortez.

Además de la alimentación por grupo sanguíneo, que es la parte más importante del tratamiento, se confecciona un esquema alimentario específico para el grupo sanguíneo del paciente, reduciendo así las reacciones antígeno-anticuerpo entre el alimento y el organismo del paciente, logrando la remisión total de todo cuadro alérgico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada