jueves, 6 de diciembre de 2012

Cola de caballo ayuda a eliminar las impurezas del organismo

La hierba conocida como "cola de caballo" es un depurativo del organismo, un remedio que tiene la virtud de producir mayor cantidad de orina para eliminar impurezas del organismo humano.

Además esta hierba que se produce en el occidente boliviano, es rica en sales minerales que posibilita la mejoría tras algunos malestares, al hacer hervir un pedazo machacado del tamaño del dedo pulgar en un litro de agua para ingerir el preparado o para lavar las heridas ya que se utiliza como un antiséptico.

La infusión puede tomarse en ayunas para purificar la sangre, alguna vez combinada con otras hierbas que tienen las mismas propiedades medicinales.

Otra preparación para utilizarla como antiséptico se realiza colocando la cola de caballo picada en una botella oscura hasta la mitad del recipiente, a la cual se agrega alcohol hasta cubrir la hierba, se la deja macerar durante un mes y se deja reposar ante los rayos del sol, los resultados son positivos puesto que sirve para la curación de heridas en cuenta de mercurio o yodo.

Para las hemorragias la cola de caballo es un buen remedio porque al tener ácidos péctico y gálico constituyen buenos hemostáticos que detienen la pérdida de sangre, por este motivo también es propuesto en casos de hemorragias y sangrados uterinos, por lo que se recomienda tomar su infusión, tres tazas al día.

En el caso de dolor de huesos se recomienda su consumo para ayudar a fijar el calcio o cuando se produce alguna fractura o ligamento distensionado además de los problemas de osteoporosis y otro similares.

Por su contenido en silicio ayuda a mantener el cabello en buen estado además de ayudar en la prevención de pérdida o la aparición de caspa. Para las uñas de igual forma es un elemento que fortalece las misma para que dejen de ser frágiles o quebradizas.

Otra propiedad de la cola de caballo es la cantidad de astringentes y vulnerarias que tiene porque ayuda en la mejoría de problemas de la piel como las eccemas, dermatitis o en heridas que presentan dificultades en su curación; en el caso de úlceras bucales, se realiza enjuagues.

En el caso de ojos inflamados o doloridos, los orzuelos, o combatir la irritación o el picor que generan afecciones oculares, como la conjuntivitis se aplica con una gasa el líquido de la infusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada