domingo, 23 de diciembre de 2012

Dos cigarros quitan media hora de vida

La ciencia ya ha logrado que la sociedad sepa, sin lugar a dudas, de los enormes perjuicios del tabaco o de los excesos con el alcohol. No obstante, los científicos no siempre logran explicarlo, comunicarlo de la mejor de las maneras. Un "microlive" es media hora de esperanza de vida. El profesor David Spiegelhalter, estadístico de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), ha querido encontrar una manera sencilla de comunicar el impacto de nuestro comportamiento en la esperanza de vida. Y lo ha logrado con ejemplos muy concretos, muy gráficos, traduciendo los efectos en minutos de vida. Así, según sus cálculos, por cada día que fumemos, tomemos un par de copas, comamos carne roja o veamos la televisión podemos perder por lo menos 30 minutos de esperanza de vida. En cambio, no tomar más de una bebida alcohólica, comer muchas frutas y verduras y hacer ejercicio puede dar como resultado una suma de dos horas de vida al día. Vivir en el año 2010 media hora de esperanza de vida de un adulto puede ser un microlive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada