sábado, 1 de diciembre de 2012

Síndrome metabólico

El tejido adiposo es un órgano que en la actualidad está relacionado con patologías de tipo metabólico, por su exceso en el organismo y también por las hormonas que sintetiza.

A medida que la prevalencia del sobrepeso y obesidad crece, también lo hace el interés por un mejor conocimiento del tejido adiposo, de tal forma que está demostrada la importancia de este tejido, en patologías, una de estas patologías y tal vez la principal y central, es el sobrepeso y la obesidad.

Las funciones del tejido adiposo y sus implicancias con patologías de índole metabólico relacionadas con su exceso y también con su déficit, las cuales están relacionadas con la resistencia a la insulina, con hiperglucemia, dislipidemias, hipertensión arterial, estados pro-tromboticos y pro-inflamatorios, todos estos componentes del síndrome metabólico. Este síndrome se define como un grupo de factores de riesgo de origen metabólico que se acompañan de un riesgo aumentado de diabetes mellitus de tipo 2 y de enfermedades cardiovasculares.

El síndrome metabólico en la actualidad está alcanzando proporciones epidémicas, ya que cerca de la cuarta parte de la población mundial la padecería. Entonces, una mejor comprensión del funcionamiento endocrino del tejido adiposo y el papel que desempeña en la patogénesis de este grupo de enfermedades metabólicas nos conducirá al desarrollo de una terapéutica racional, donde debe animarse a los pacientes con sobrepeso u obesidad a perder peso, utilizando métodos apropiados entre los que puedo citar la dieta, acompañada de educación nutricional, formación de grupos de autoayuda, cambios en los estilos de vida y cambios de conducta. En algunos casos y después de haber agotado las conductas anteriores, se considera el tratamiento farmacológico o quirúrgico.

Según existe un aumento del IMC en las personas, también se observa una elevación de la mortalidad, el exceso de mortalidad crece con rapidez cuando el IMC es mayor a 30 y aún mucho mayor cuando el IMC es de 40 o superior. Cuando en el organismo ingresa carbohidratos en una cantidad mayor de la que puede utilizarse inmediatamente para obtener energía o para almacenarla en forma de glucógeno.

Telf. 52-31707 / Cel: 73807604

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada