jueves, 27 de diciembre de 2012

Un centenar de pacientes se encuentran a la espera de una intervención oftalmológica

El Instituto Nacional de Oftalmología tiene 100 pacientes a la espera de una cirugía de trasplante de córnea para resolver su problema de salud visual. Las intervenciones podrían realizarse recién en la gestión 2013 debido a que se espera la donación de corneas del exterior, según informó el director de ese nosocomio Joel Moya.

El especialista explicó a EL DIARIO que la falta de un banco de ojos en el país genera un gran problema para la población que presenta enfermedades oculares a causa de diversos factores que pueden conllevar a la pérdida de la vista.

Las cien personas que se encuentran a la espera de la donación de corneas pertenecen a diferentes puntos del país, debido a que este centro es el único de referencia nacional que realiza este tipo de tratamientos.

“En este año se han realizado sólo 80 trasplantes, realmente es compleja esta situación, porque existen muchas personas que requieren el tejido para un ojo”, expresó el médico a tiempo de señalar que por año se realizan entre 100 y 150 trasplantes, debido a que este es el número de corneas donadas por organizaciones de los Estados Unidos. Sin embargo, este año la cifra se habría reducido.

Para conseguir una donación de córnea se requiere realizar otro trabajo adicional a la intervención quirúrgica, primero se debe retirar el tejido corneal del ojo de la persona fallecida para su respectivo análisis, con la finalidad de que tenga todas las condiciones esperadas. Para su uso se debe descartar todo tipo de enfermedades virales, como es el caso del Vih-Sida, para evitar contagios, además de enfermedades degenerativas, porque no son aptas para los trasplantes.

“Desde que fallece la persona se cuenta con seis horas para retirar la córnea de lo contrario deja de ser útil para ser trasplantada en el paciente. Por otra parte una vez retirado el tejido debe ser analizado, un proceso que dura entre dos a tres días y de ahí tenemos 10 días más para usar el tejido de lo contrario tampoco sirve”, mencionó el galeno.

Otra de las dificultades para el trasplante es que no existe la concientización de personas donantes de corneas de manera voluntaria, por lo que se debe pedir la autorización legal de los familiares y sólo en pocos casos aceptan.

Resaltó que mediante unos estudios realizados por este centro hospitalario oftalmológico, en el país por cada millón de habitantes, mil personas requieren algún tipo de tratamiento ocular, y de estas entre 200 a 250 pacientes necesitan un trasplante de corneas.

“La primera causa de trasplantes es por el queratocono que es una enfermedad degenerativa y que va afectando la córnea en diferentes puntos y esos puntos se van debilitando y la córnea que va adquiriendo de a poco formas raras donde el ser humano ve todo borroso. Entonces si esto sigue avanzando se puede producir una abertura rompiendo la córnea y cuando ocurre esto es grave”, explicó.

Señaló que el costo de una operación en una clínica privada asciende entre los dos mil a cinco mil dólares, mientras que en el centro hospitalario dependiente del Estado el costo es de 1.500 a 2 mil bolivianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada