miércoles, 6 de marzo de 2013

¡Artrosis!, los kilos te ponen en riesgo

Mantener un peso proporcionado a la talla que tenemos y realizar ejercicios que fortalezcan nuestros músculos son factores que disminuyen las probabilidades de tener artrosis.

El traumatólogo y ortopedista Álvaro Llobet explica que en Santa Cruz y en todo el mundo, las mujeres son las más propensas a sufrir de artrosis en la vejez, aunque cada vez disminuye más la edad de las pacientes que acuden a los consultorios con esta enfermedad, pues se registran mujeres desde los 40 años.

Según estudios, Llobet indica que el género femenino es más afectado porque el ángulo en que normalmente se ubican los huesos de las piernas de las mujeres condiciona al desgaste progresivo de las articulaciones.

El especialista indica que todavía no se conoce exactamente la causa de esta enfermedad, pero existen avances científicos que determinan que el aumento de peso, el exceso de carga, factores traumáticos como fracturas son hechos que dan pie al inicio de este mal.

Llobet subraya que la sintomatología de esta enfermedad se manifiesta a través del dolor y de la disminución o pérdida del movimiento de las articulaciones afectadas.

También se la detecta por hinchazón causada por reacciones inflamatorias en el hueso.

¿Cómo detectarla?
El examen físico de la articulación afectada debe ser realizado por un especialista para diagnosticar el mal.

Los síntomas son crepitación, dolor cuando hay movimiento y pérdida del ángulo de movimiento de la articulación afectada.

El diagnóstico se logra por medio de una radiografía simple en la que la paciente debe encontrarse de pie, pues ahí se verá la carga que pesa sobre la articulación afectada.

Otro medio de estudio es a través de una resonancia magnética, pero esta tiene un costo elevado.

¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento con medicamentos para esta enfermedad tan solo es paliativo, ya que hasta en la actualidad no ha surgido ningún producto que la detenga o que la cure.

Tampoco se ha demostrado que algún tipo de alimentación favorezca la detención de esta enfermedad, pero sí para prevenirla es recomendable tener un peso que corresponda a la talla, una alimentación saludable y una rutina de ejercicios que fortalezcan los músculos.

El método eficaz
Lo único comprobado que alivia actualmente la artrosis es el remplazo de la articulación desgastada con una articulación artificial (prótesis).

Hoy en día los estudios científicos de investigación están volcados hacia la evolución de los materiales, aleaciones y formas de los componentes de las prótesis para usarlos tanto en la la rodilla como en la cadera.

Otro elemento en cuestión dentro de las investigaciones es el posicionamiento de los componentes dentro de una cirugía de prótesis. Ya que esto determina la duración de la misma.

El tiempo promedio de duración de una prótesis varía si se trata de cadera o de rodilla. “Una cadera cementada debería durar unos 25 años y una no cementada debería durar toda la vida; mientras que la de rodilla debería durar de 12 a 15 años”, precisa Llobet.

Las prótesis son colocadas mediante una cirugía que dura aproximadamente una hora y se prevé que en 24 horas la paciente ya puede ponerse de pie y dar unos pasos y en diez días ya puede caminar.

Los síntomas de que una prótesis está fallando son el dolor a nivel de la articulación afectada.

En la menopausia
Un estudio publicado por La Vanguardia, es frecuente que la artrosis se presente en mujeres en la etapa menopáusica, según datos de una investigación presentada en el Congreso Nacional de la Asociación Española del Estudio de la Menopausia (AEEM), “ocho de cada diez mujeres menopáusicas tienen dolores articulares y, de estas, un 61% lo define como intenso o insoportable. De 1.102 mujeres que participaron en el estudio, el 33,6% estaban diagnosticadas de artrosis. (Fuente: http://www.lavanguardia.com).

Una campaña
Recientemente comenzó la novena versión de la campaña denominada “Por una Bolivia libre de artrosis” que es impulsada por Álvaro Llobet. Llamar a los números 353-4000 y 77080761.
Los ejercicios ayudan a fortalecer los músculos
Cuidá las posturas para dormir y sentarte
Aunque en general la actividad física ayuda a prevenir la artrosis, hay movimientos bruscos o de una alta sobrecarga que más bien son factores de riesgo, como el fútbol y el baloncesto

Combatí el sobrepeso y la obesidad
La obesidad es una de las causas de la enfermedad y para que progrese rápidamente. Si tenés sobrepeso, iniciá algún programa dietético que te haga adelgazar. No son necesarias dietas especiales, ni existen alimentos completamente prohibidos en esta enfermedad. Una dieta baja en calorías es suficiente.

Dormí en una cama plana y evitá los sillones hundidos, usá sillas con respaldo recto, donde caderas y rodillas estén en posición natural y tus pies en contacto con el suelo.

El ejercicio protege la articulación y aumenta la fuerza muscular. Reducir la movilidad hace que la persona artrósica se convierta en dependiente de los demás.

Un calzado adecuado debés emplear un calzado de suela gruesa que absorba la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Un tacón excesivo no es aconsejable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada