domingo, 3 de marzo de 2013

Culebrilla. Según las estadísticas, afecta a uno de cada cinco ancianos. Las causas pueden ser las altas temperaturas y el estrés

La culebrilla no se refiere a una serpiente, sino a una enfermedad que entre sus víctimas tiene a las personas de la tercera edad. Es el mismo virus de la varicela zóster que se vuele a activar años después. "Solo ataca a las personas que han tenido varicela en algún momento de su vida", informa el médico Dagnar Vegueria. Asegura que los factores que inciden para la aparición de este cuadro son la depresión, las temperaturas altas y las falencias en su inmunología. "Es común en los ancianos, ya que su organismo también va envejeciendo", dice. Sin embargo, resalta que con ciertos cuidados se puede evitar la reactivación.

Dolor y ampollas. Entre los primeros síntomas, subraya el profesional, está un dolor intenso en la raíz nerviosa (nervio intercostal), en este lapso no se manifiesta nada visible en la piel. Días después se presenta una erupción (ampolla) que se hace visible en la piel. El período de la enfermedad dura entre 14 y 21 días, pero puede dejar un dolor residual que dura hasta meses. Este dolor es denominado neuralgia postherpética (ver recuadros), señala Vegueria.

El experto enfatiza que es difícil saber si una persona puede contraer este cuadro. "Solo se sabe cuando se manifiesta", dice. No obstante, señala que solo aquella persona que tuvo varicela puede contraer la enfermedad.

Mientras que doctor Juan Carlos Choque, que colabora con el centro de ancianos Vida Feliz, indica que esta patología se presenta cuando las defensas están bajas o cuando se pasa por un período de depresión o se descuida la higiene. Él recomienda para estos casos medicamentos como tiabendazol, que viene en cremas, tabletas y jarabes. "Pero es bueno que consulten al médico, ya que también existen las vacunas para la viruela, pero antes de suministrarlas se debe saber si sirven para usted", precisa.

Si no se tuvo varicela, no se tendrá culebrilla. En tanto, el Instituto Nacional de Envejecimiento indica que la mayoría de los adultos vive con el virus en su cuerpo y nunca contrae culebrilla. Aproximadamente uno de cada cinco adultos que han tenido varicela contraerá culebrilla más tarde en su vida. "Son ampollas que tienden a agruparse en un área específica, en lugar de propagarse por todo el cuerpo como ocurre con la varicela", remarca la institución.

La institución también hace énfasis en la neuralgia. En algunas personas retienen un dolor que persiste por mucho tiempo El dolor se siente en la misma área donde se encontraba el sarpullido. Para algunas personas, la neuralgia postherpética es la peor parte de la culebrilla y la que perdura por más tiempo. Mientras más edad tiene una persona cuando contrae la culebrilla, más probabilidad tiene de desarrollar neuralgia postherpética.

Tome en cuenta

1 Síntomas. Ardor, hormigueo o adormecimiento en la piel. Malestar general, escalofríos, fiebre, estómago descompuesto o dolores de cabeza. Ampollas llenas de fluido. Piel sensible al tacto. Desde picazón leve hasta dolor fuerte.


2 Consecuencias. El dolor de la neuralgia postherpética puede causar depresión, ansiedad, insomnio y pérdida de peso. Algunas personas tienen dificultad en realizar sus actividades diarias, como vestirse, cocinar y comer. Hay medicamentos que pueden ayudar. Los esteroides pueden aliviar el dolor y acortar la duración de su enfermedad. Los analgésicos, antidepresivos y anticonvulsivos pueden reducir el dolor. Usualmente mejora con el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada