domingo, 31 de marzo de 2013

El mal de Chagas una enfermedad poco conocida

El Chagas es una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito Trypanosoma cruzi. Se encuentra sobre todo en América Latina, donde se transmite a los seres humanos, principalmente por las heces de insectos triatomíneos, conocidos como vinchuca o con otros nombres.
TRANSMISIÓN

1. Cuando la vinchuca se alimenta con sangre de un organismo enfermo con el mal de Chagas, ingiere también una gran cantidad de trypanosomas.

2. Estos trypanosomas se multiplican rápidamente en el intestino del insecto.

3. La vinchuca, infectada, pero no enferma, se convierte así en un potencial y permanente agente transmisor de trypanosomas.

4. Cuando la vinchuca chupa la sangre de una persona o animal a veces deposita en el lugar una gota de excremento infectado.

5. Si el individuo se rasca, disemina las heces sobre la picadura por donde ingresan los parásitos al organismo. También pueden entrar por las mucosas ocular o bucal.

El T. cruzi también se puede transmitir: por alimentos contaminados con el parásito; por ejemplo, por el contacto con heces de triatomíneo; por la transfusión de sangre infectada; por la transmisión de la madre infectada a su hijo durante el embarazo o el parto; por el trasplante de órganos provenientes de una persona infectada; por accidentes de laboratorio.
SÍNTOMAS

La enfermedad de Chagas tiene dos etapas diferenciadas. La fase aguda dura unos dos meses después de contraerse la infección. Durante la fase aguda circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos.

En la mayoría de los casos no hay síntomas o éstos son leves. Puede haber fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar y dolor abdominal. En algunas puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado.

Después comienza la fase crónica asintomática. Los parásitos permanecen ocultos, principalmente en el músculo cardiaco y digestivo. Ésto puede durar entre 10 a 20 años.

En la fase crónica sintomática, hasta un 30 por ciento de los pacientes sufre trastornos cardiacos y hasta un 10 por ciento presenta alteraciones digestivas (agrandamiento del esófago o del colon), o mixtas.

Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardiaca.

TRATAMIENTO

La enfermedad de Chagas puede tratarse con benznidazol, y también con nifurtimox, que matan al parásito.

Ambos medicamentos son eficaces casi al 100 por ciento para curar la enfermedad si se administran al comienzo de la infección en la etapa aguda.

Pero, su eficacia disminuye a medida que transcurre más tiempo desde el inicio de la infección.

El tratamiento se debe ofrecer a los adultos infectados, especialmente a los que no tienen síntomas.

El benznidazol y el nifurtimox no deben administrarse a las embarazadas ni a las personas con insuficiencia renal o con problemas hepáticos. Además, puede ser necesario administrar un tratamiento específico para las manifestaciones cardiacas o digestivas.

F



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada