jueves, 28 de marzo de 2013

El orégano es un buen espasmolítico

El orégano es una planta que usualmente es utilizada en la gastronomía como condimento indispensable, pero puede llegar a entumecer la lengua por ser amargo. Como parte de sus propiedades curativas su infusión puede beberse para estimular el crecimiento de la flora intestinal y ayuda a combatir algunas afecciones digestivas como los espasmos intestinales u otros dolores abdominales.

Tiene cualidades como espasmolítico, por lo cual algunos especialistas lo recomiendan en infusión de las hojas para aliviar los dolores causados por la menstruación dolorosa.

Asimismo, las personas que comercializan plantas medicinales sugieren su uso para controlar y mantener en orden el flujo menstrual con la infusión de cuatro cucharadas soperas de hojas picadas de oréganos en tres cuartos de litro de agua y tomar cinco pocillos pequeños de esta sustancia en el día. El tratamiento se debe realizar durante un mes.

En casos de obstrucciones pulmonares es recomendable mezclar 5 cucharadas soperas de orégano picado en un litro de agua, revolver y dividir en 3 dosis para tomarlas durante el día.

Para infecciones de los oídos y otitis se aconseja hacer un poco de jugo de hojas de orégano y aplicar dos gotas tibias, una vez al día, en el oído afectado.

Es un antiséptico discreto, el cual contribuye en tratamientos contra afecciones de las vías respiratorias altas, tos, bronquitis, amigdalitis e incluso es útil para prevenir el asma.

El consumo habitual de esta planta es recomendado para prevenir dolores de cabeza severos, problemas de los nervios como la ansiedad y el insomnio.

A pesar de ser una planta con grandes propiedades medicinales, también tiene contraindicaciones, motivo por el que no aconsejan ingerir el aceite esencial extraído del orégano bajo ninguna circunstancia y se debe evitar su uso en pacientes embarazadas.
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada