sábado, 23 de marzo de 2013

Infertilidad: no es solo un problema de la mujer

Aunque la infertilidad masculina parece ser una secundaria en la conciencia pública, el problema es tan prevalente como para las mujeres, dicen los expertos.

“Es tan común como la infertilidad femenina”, dice el Dr. Lawrence S. Hakim, director del departamento de urología y jefe de la Sección de Disfunción Sexual de la Clínica Cleveland de Florida.

“Por lo general hay la misma cantidad de hombres que mujeres y, algunas veces, en una pareja los dos. Esa es la razón por la que deben ser evaluados al mismo tiempo”, dice el Dr. Hakim.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), una tercera parte de las veces el problema se puede atribuir a la mujer, mientras que una tercera parte de las veces el problema se puede atribuir al hombre. En los casos restantes, el problema está vinculado tanto con el hombre como con la mujer. Dos terceras partes de las parejas tratadas son finalmente capaces de concebir.

Parte del asunto hoy en día es que muchas mujeres esperan hasta más tarde en la vida para tener hijos, comenta el Dr. Hakim.

“A medida que las mujeres envejecen van a tener más problemas tratando de concebir. Los hombres pueden ser padres más tarde en la vida, a los 40 y 50 años. No tienen los mismos problemas de fertilidad que tienen las mujeres a esa edad”.

Las causas más comunes de la infertilidad en los hombres son problemas hormonales, lesiones, enfermedades, medicamentos o una vasectomía previa. Asuntos de estilo de vida como fumar y el uso de alcohol puede afectar la producción de esperma, pero son factores secundarios, menciona el Dr. Hakim.

Una causa común de la infertilidad en los hombres es el varicocele: la dilatación de los vasos sanguíneos que depositan sangre en el escroto. Esto calienta los testículos y afecta la cantidad y la forma del esperma.

“Cerca de un 30 por ciento de los hombres tiene varicocele”, dice el Dr. Hakim.

El varicocele se puede desarrollar en la adolescencia y puede ser descubierto por un pediatra. Por los efectos a largo plazo que pueden provocar infertilidad. Un cirujano pediátrico o un urólogo puede recomendar un procedimiento para corregir el problema dependiendo de la severidad. El propósito de la cirugía es sellar la vena afectada y redirigir el flujo sanguíneo a las venas normales.

“Hoy en día se ven muchos hombres que tuvieron una vasectomía a edad temprana. Se han casado con una pareja más joven y desean tener hijos”, comenta.

Los avances en tratamiento y procedimientos quirúrgicos han mejorado en los pasados 50 años, dice.

“La habilidad de obtener esperma de hombres que no tienen espermatozoides en el semen, a través de una extracción testicular de esperma son procedimientos que han sido desarrollados y aprobados en los últimos 50 años”, dice el Dr. Hakim.

Más recientemente, el público ha sido bombardeado con anuncios de medicamentos destinados a corregir bajos niveles de testosterona, pero hay que tener en cuenta que estos medicamentos afectan la fertilidad.

“Vemos a muchos hombres en terapias de hormona. Entre ellas la terapia de testosterona para niveles bajos, que tienen un impacto en la fertilidad que puede ser perjudicial”, dice.

Si un hombre está tratando de concebir, debe hablar con su médico sobre los medicamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada