viernes, 29 de marzo de 2013

Más jóvenes utilizan cigarros electrónicos

Se cree que las redes sociales promueven el consumo de este tipo de dispositivos.

Según datos del Ministerio de Salud, cada vez más jóvenes bolivianos fuman cigarrillos electrónicos, que en otros países fueron prohibidos y que, según estudios, son más nocivos para la salud que los cigarrillos normales.
Estos productos son dispositivos electrónicos que emiten un vapor con una dosis de nicotina, similar a la del cigarrillo. Estudios científicos han demostrado que contienen nicotina y alrededor de 4.000 sustancias toxicas.
Más nicotina y más adicción. El Área de Tabaco del Ministerio de Salud emitió un comunicado en el que advierte a la población, sobre todo a los adolescentes, de los cigarrillos electrónicos contienen altos niveles de nicotina, además de otras sustancias químicas tóxicas peligrosas que causan fuerte adicción y que no es cierto que ayudan a dejar de fumar, como se promociona a través de diferentes medios.
El coordinador del Control de Tabaco, Dennis Rada, también miembro de la Fundación Interamericana del Corazón, señaló que "estos cigarrillos, por más que digan que no tienen nicotina, contienen altos niveles de sustancias químicas que hacen que las personas sean más adictas. La población debe saber que el cigarrillo electrónico no es saludable, producen tanto daño como los cigarrillos comunes".
Puntualizó en que la recomendación debe ser tomada en cuenta por los jóvenes, que se ven tentados por probar este producto. "Estamos hablando de menores de edad, lo que debería llamarnos la atención es cómo este producto está siendo consumido por menores de edad cuando su marketing debería estar restringido para esta población".
Sólo marketing. Explicó que se han dado casos en que algunos adictos tratan de dejar de fumar y para ello usan estos cigarrillos electrónicos, lo cual sólo les causa más daño.
A ello se suma una agresiva estrategia de marketing de las empresas tabacaleras en el país utilizando medios alternativos y redes sociales para inducir a la población, sobre todo adolecente.
Pese a que no existe una regulación específicamente del uso de los cigarrillos electrónicos, la Ley 3029 del Convenio Marco para el Control del Tabaco prohíbe que se vendan sueltos y a menos de 100 metros de distancia de un colegio. Además, el consumo está restringido en lugares cerrados.
"El uso de estos cigarrillos se incrementó, en ciertos grupos poblacionales, por su precio abaratado y accesible".

El consumo de este dipositivo también fue vetado por las aerolíneas en vuelos internacionales y países, como venezuela, emitieron normas especiales para prohibir su venta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada