domingo, 31 de marzo de 2013

Plataformas de Chagas

Siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indica que todo paciente crónico con Chagas debe recibir tratamiento. Y el Programa Nacional de Chagas en Bolivia, para buscar medios que efectivicen esta política de salud, el doctor Faustino Torrico, especialista en este tema, tomó contacto con la Fundación Clinic de Barcelona.

El año 2009 se inauguró en Cochabamba la primera Plataforma de atención integral a los pacientes con enfermedad de Chagas, con la cooperación catalana. En la actualidad y gracias a la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), existen seis plataformas en el país: cuatro en Cochabamba (Cercado, Punata, Villa Tunari y Sacaba), una en Tarija y otra en Sucre.

La doctora María Jesús Pinazo, coordinadora técnica de las plataformas de Chagas, sostiene que la acogida ha sido buena, no sólo de la población sino de las autoridades locales. “Ésto responde sobre todo a que la atención integral de los pacientes adultos era una demanda no cubierta y es gratuita”, añade.

El doctor Faustino Torrico, coordinador nacional de las plataformas en Bolivia, destaca la experiencia y preparación del personal médico para atender cada uno de los casos.

ATENCIÓN INTEGRAL

En todas las plataformas se realiza:

a) Diagnóstico: se toma una muestra de sangre al paciente y se aplican los test de Elisa Convencional y Recombinante, para determinar la presencia de anticuerpos contra el chagas. Si ambos son positivos, el paciente tiene la enfermedad, por lo que será necesario realizar pruebas complementarias para determinar si es posible o no darle el tratamiento.

b) Pruebas complementarias: se analiza otra muestra de sangre para determinar el estado del hígado y los riñones.

c) Examen médico clínico: para evaluar el estado del corazón se realiza un electrocardiograma.

d) Si el paciente es apto

se le da el tratamiento y

se realiza un control.


Pobladores del Valle Alto acuden cada día
Todavía no son las ocho de la mañana y ya hay unas 10 personas que esperan ser atendidas en la Plataforma. La mayoría está ahí por primera vez, quieren confirmar o descartar que tengan Chagas, mientras que los otros tienen su cita de control o seguimiento post tratamiento.

Punata, situada a 45 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, es uno de los seis lugares donde funciona una Plataforma de Chagas, debido al índice de prevalencia de esta enfermedad en la zona.

Según el doctor, Jareth Sánchez, encargado de esta Plataforma, entre el 60 y 80 por ciento de las personas mayores de 40 años, que viven en Punata son chagásicas, mientras que de cada 100 jóvenes, comprendidos entre 15 a 30 años, 10 a 15 tienen chagas; índice que disminuye a 7 por ciento en los menores de 15 años.

Sánchez explica que la Plataforma en Punata atiende un promedio de 60 pacientes nuevos cada mes, procedentes de diferentes localidades del Valle Alto.

La Plataforma realiza un trabajo coordinado con el Hospital Manuel Ascencio Villarroel, donde tiene sus instalaciones; especialmente cuando los pacientes con chagas crónico sintomático necesitan algún tipo de atención o cirugía especializada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada