jueves, 19 de noviembre de 2015

Los tampones para la menstruación

Los tampones higiénicos son dispositivos desechables que se insertan en la vagina para absorber el flujo sanguíneo durante la menstruación. Existen dos tipos diferentes: los tampones con aplicador de cartón o plástico reducen los riesgos de infección, ya que las manos no entran en contacto con la vulva. Por otro lado, los tampones sin aplicadores se colocan con los dedos. Suelen ser más económicos. Ambas variedades de tampones tienen absorbencias y tamaños distintos para adaptarse al flujo sanguíneo de cada mujer.

Se caracterizan los tampones por ser una excelente alternativa a las toallas higiénicas, ya que son más cómodos y provocan menos irritación. Sin embargo, muchas personas se niegan a utilizarlos, debido a que es comúnmente pensado que los tampones no son estériles. Este pensamiento es totalmente erróneo, ya que cada unidad presenta un envase particular que impide su contaminación por gérmenes.

Según el artículo “Tampón” publicado en la Revista Youngwomenshealth, algunas reglas son esenciales para evitar padecer el Síndrome de Choque Tóxico (TSS, por sus siglas en inglés), el cual es una infección causada por la bacteria staphylococcus aureus y tiene complicaciones serias. Por eso, te brindamos una serie de recomendaciones importantes.

consejos para no

sufrir infecciones

tiempo

Es esencial no dejar el tampón puesto por más de tres horas. De lo contrario, los gérmenes proliferan en la vagina. En casos poco frecuentes, la bacteria staphylococcus aureus puede activarse y subir hacia el útero, lo que ocasiona el Síndrome de Choque Tóxico (TSS, por sus siglas en inglés). Esta infección consiste en una reacción inflamatoria peligrosa que altera el funcionamiento de los órganos y la circulación sanguínea. Los principales síntomas son dolores en la parte inferior del vientre, fiebre y cansancio intenso.

Acordarse

Muchas mujeres se colocan un tampón durante su menstruación y olvidan sacarlo. Esto es debido a que los tampones higiénicos son muy prácticos y no provocan ninguna molestia. Sin embargo, las personas que no lo sacan luego de tres horas empiezan a tener olores desagradables que emanan de su vagina. En este caso, la sangre se estanca en el aparato genital de la paciente y los microbios proliferan, lo que acarrea una infección importante.

PosiciÓN

Cuando el tampón es colocado adecuadamente, la mujer no siente ninguna molestia. Si presentas dolores o pruritos, significa que lo has ubicado en una mala posición, por lo que debes lavarte las manos y empujarlo más adentro de la vagina.

MOMENTO

Algunas personas utilizan tampones fuera de su ciclo menstrual para absorber las secreciones vaginales transparentes. Se debe tomar en cuenta que los tampones tienen que ser colocados solamente durante la menstruación. De lo contrario, el dispositivo aspira las secreciones que protegen la flora vaginal. Esto favorece la sequedad en la vagina y el desarrollo de numerosas infecciones.

FIN DEl CICLO

Es preferible utilizar los tampones al inicio de la menstruación cuando las secreciones sanguíneas son abundantes y recurrir a las toallas higiénicas en el fin del ciclo menstrual, debido a que el flujo de sangre es leve. De lo contrario, los tampones suelen perturbar la flora vaginal y absorber las bacterias que la protegen. Esto puede provocar infecciones y el temible TSS.

Enfermedades de transmisión sexual

Las mujeres que sufren una enfermedad de transmisión sexual (clamidia, por ejemplo) no deben usar tampones higiénicos hasta que terminen su tratamiento, ya que es preferible evacuar los agentes infecciosos con el flujo sanguíneo de la menstruación. No dudes en pedir consejos al ginecólogo acerca del tiempo que debes esperar para utilizar nuevamente tampones higiénicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada