domingo, 13 de diciembre de 2015

Consejos para evitar las infecciones vaginales

Las infecciones vaginales bajas incluyen aquellas que comprometen la vulva, glándulas vestibulares, la vagina y el cuello uterino.

De cada 10 mujeres que acuden a consulta ginecológica 6 presentan algún tipo de infección vaginal. La humedad, la temperatura, los macro y micronutrientes proporcionan estas condiciones, además de la práctica de ciertos hábitos de higiene, así como el uso de algunos productos para el aseo pueden incrementar el riesgo de desarrollar infecciones vaginales.

El mal hábito de limpiarse de atrás hacia adelante es una causa común de las infecciones. Lo recomendable es limpiarse de adelante hacia atrás para evitar la propagación de bacterias del recto hacia la vagina.

Igualmente el tipo de papel higiénico que se usa por ejemplo; el perfumado puede irritar la vagina, otros pueden causar irritación o deshacerse dejando partículas de papel sucio que pueden promover infecciones.

Las mujeres que usan duchas vaginales pueden alterar el equilibrio natural de la vagina siendo más susceptible a contraer infecciones.

Los desodorantes y sprays, que muchas mujeres usan para limpiar su área intima pueden provocar reacciones alérgicas, irritación e infecciones. La vagina cuenta con su propio sistema de limpieza.

Las toallas higiénicas de uso diario no son saludables. El plástico que trae en la parte inferior atrapa humedad y esto promueve el crecimiento excesivo de hongos.

Entre otros factores de riesgo para las infecciones vaginales están la diabetes, el embarazo, el uso de anticonceptivos orales, depilación y enjuague insuficiente de la ropa interior entre otros.

Se recomienda seguir los siguientes hábitos de higiene que ayudan a prevenir las infecciones vaginales. Usar ropa interior de algodón mejor si es de color blanco.

Cambiarse la ropa interior todos los días, no usar duchas, desodorantes o sprays. Beber suficiente agua para mantener la vejiga activa y libre de bacterias.

Abolir el uso de prendas extremadamente apretadas, ya que pueden causar irritaciones.

De sospechar alguna infección vaginal consulte inmediatamente son su ginecólogo para recibir tratamiento e investigar la causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada