martes, 1 de diciembre de 2015

Insolación Niños y ancianos, los más afectados

Las altas temperaturas que son muy comunes desde agosto hasta fin de año son la causa para que muchas personas sientan golpes de calor e incluso se dan casos de insolación en los que los más afectados son los niños y personas de la tercera edad. La hidratación es muy importante para prevenir ambas situaciones. Si alguien pierde el conocimiento se recomienda consultar a un servicio de atención de emergencias.

Los más pequeños. Los niños que tienen menos de un año y medio de edad no pueden hidratarse a placer como lo haría una persona adulta; por otra parte, las personas de la tercera edad y más aun quienes padecen diabetes o tienen algún problema renal no reaccionan muy bien a las altas temperaturas o a los cambios bruscos de calor por lo que son los más propensos a sufrir estos problemas. “Incluso se dan casos en los que las personas pierden el conocimiento”, explicó José Argandoña, director de Operaciones en Medicina Integral Activa (MIA), que brinda el servicio de atención de emergencias.

Concepto. Básicamente, el golpe de calor es un desequilibrio que sufre el organismo, es muy común cuando se pasa de un ambiente de clima agradable a otro donde el calor es intenso. Se manifiesta con excesiva sudoración, algunas personas sienten que transpiran frío; los mareos, decaimiento, náuseas y algunas veces el dolor abdominal son otros síntomas con los que se identifica. La insolación tiene síntomas similares pero se inicia con un dolor de cabeza que a medida que pasa el tiempo se vuelve más intenso. “Existen casos en los que la persona pierde el conocimiento y es entonces cuando la atención de un servicio de emergencias es muy importante”, destacó Argandoña.

Cuidado. Si observa a alguien que esté padeciendo un golpe de calor o insolación lo primero que se debe hacer es llevar a la persona a un lugar bajo sombra, preferentemente en un ambiente climatizado. También es importante retirar o aflojar la ropa que esté muy ajustada. “Ambos casos se manifiestan especialmente en personas que no están acostumbradas a la calor de Santa Cruz”, aseguró Argandoña. La hidratación con agua es primordial, aunque también son importantes las bebidas isotónicas que son muy efectivas a la hora de rehidratar. Si la persona expulsa los líquidos que le son suministrados, también se debe llamar a un servicio de emergencias pues es muy probable que la hidratación se la practique vía endovenosa.

José Argandoña
Director de Operaciones en Medicina Integral Activa (MIA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada