sábado, 30 de enero de 2016

10 de cada 100 personas no saben que tienen diabetes

Diez de cada 100 personas no saben que tienen diabetes en Cochabamba, según los datos estadísticos del Centro Integral Vivir con Diabetes.

Además, los casos se han multiplicado significativamente en los últimos dos años y la enfermedad no deja de crecer en el departamento

Cochabamba tiene una población de 1.8 millones de habitantes y una proyección con la base de datos de Vivir con Diabetes, considera que al menos 180 mil personas padecen la enfermedad pero aún desconocen que la tienen.

Según los datos de ese centro, la mayor parte de los casos de las personas que no saben que tienen esta enfermedad corresponden a la diabetes tipo 2.

Este tipo de diabetes surge generalmente en edades más avanzadas y es unas diez veces más frecuente que la tipo 1; por regla general también está diagnosticada o la han padecido otras personas de la familia.

En caso del tipo 1, las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta. Acostumbra a presentarse de forma brusca y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares.

De modo general, la diabetes es una enfermedad muy grave y entre las complicaciones inmediatas puede ocasionar la pérdida de la vista, el daño renal y amputaciones de extremidades superiores e inferiores.

Los pacientes muchas veces se enteran que sufren el mal porque tienen problemas de vista y recurren al oftalmólogo o tienen heridas que tardan en sanar.

Las estadísticas presentadas en esta nota no contemplan el tratamiento de la enfermedad en centros privados o públicos en el interior de Cochabamba.

La directora del Centro Vivir con Diabetes, Elizabeth Duarte, explica que la principal causa del aumento de casos de esta enfermedad en Cochabamba es la mala alimentación y la desproporcionada ingesta de comida.

La médica resalta que el menú cochabambino tiene mucho sabor, pero está lleno de grasa y es rico en carbohidratos. Agrega también que la gente está acostumbrada y acompaña su almuerzo o cena con gaseosa, que tiene un alto contenido de azúcar, o bebidas alcohólicas.

“Muchos sectores de la población cochabambina, por ejemplo los taxistas, consumen alimentos todo el tiempo, fuera de hora, y esto es un factor de riesgo”, dice.

Duarte recomienda una buena dieta y la búsqueda de nutricionistas para mejorar la salud de la familia. La otra forma de evitar esta enfermedad es hacerse controles periódicos del nivel de azúcar.

La especialista dice que la diabetes surge en el marco de un proceso en el que primero se observa sobrepeso y luego obesidad.

La diabetes tipo 1 se caracteriza por un carencia total de insulina y generalmente afecta a los niños o adolescentes que son delgados, pero que empiezan a subir de peso. Está condicionada genéticamente y a la larga desencadenará en un factor viral.

Otros síntomas de la diabetes tipo 1 son: constante necesidad de orinar, sed inusual, hambre extrema, pérdida inusual de peso, fatiga e irritabilidad extremas.

Clasificación y tipos de Diabetes

1

Tipo 1

Las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta. Acostumbra a presentarse de forma brusca y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares.

Las causas de la diabetes tipo 1 son principalmente la destrucción progresiva de las células del páncreas, que producen insulina.

2

Tipo 2

Surge generalmente en edades más avanzadas y es unas diez veces más frecuente que la anterior. Por regla general, la diabetes tipo 2 también está diagnosticada o la han padecido otras personas de la familia.

Se origina debido a una producción de insulina escasa, junto con el aprovechamiento insuficiente de dicha sustancia por parte de las células.

3

Gestacional

Se considera una diabetes ocasional que se puede controlar igual que los otros tipos de diabetes. Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este aumento no se produce y puede originar una diabetes durante embarazo.

4

Secundarias

Las diabetes secundarias son aquellas que surgen por factores externos, por ejemplo un accidente que daña el páncreas, una pancreatitis o el abuso de medicamentos como los corticoides.

Mucha comida y poca salud
Cambios en los hábitos alimentarios

Uno de los cambios que observa el mundo en el siglo pasado es la resignificación de la alimentación. El nuevo sentido que adquiere tiene origen en el crecimiento económico y el desarrollo de la cultura del consumo. En buena medida, supone el tránsito de una situación de carencia alimentaria a una situación de sobreabundancia alimentaria. En los hechos se producen modificaciones dramáticas de carácter objetivo en los hábitos alimentarios; por una parte, se modifican las percepciones colectivas respecto al significado de “comer bien”; y por otro, se modifican los hábitos.

Se producen cambios también a nivel de las concepciones respecto a la salud y la alimentación, cambios en la percepción de la seguridad y riesgo, cambios en los hábitos de los consumidores y sobre todo, cambios en los roles de las instituciones.

El factor que orienta los hábitos alimentarios y la elección de alimentos, debería ser la salud. Sin embargo, en la práctica, el comportamiento alimentario de las personas no corresponde a este criterio. Prueba evidente son las patologías indiscutiblemente asociadas a la alimentación: colesterol elevado, obesidad y otras enfermedades actualmente muy frecuentes.

El interrogante de rigor consiste en la relación entre la alimentación y la salud. Para establecer la naturaleza de su vínculo es indispensable estudiar los hábitos alimentarios de las personas para visibilizar los factores que determinan sus elecciones a la hora de organizar su alimentación.

En el tema de la alimentación y a escala mundial se han producido cambios en los hábitos alimenticios tradicionales. Se produce la irrupción y el establecimiento de una nueva modernidad alimentaria que, a su vez, produce una dieta poco saludable.

La dieta tradicional era rica en cereales, legumbres, hortalizas, frutas, etc. El consumo de carne y leche era moderado e infrecuente.

Los hábitos de consumo alimentario en la actualidad señalan tendencias alarmantes. El consumo de carne es evidentemente superior al recomendado. A su vez, la ingesta de cereales, verduras, hortalizas, frutas y leguminosas, está por debajo de los niveles aconsejables. Es posible afirmar que los problemas alimentarios son resultado no intencional de acciones institucionales producidas por las sociedades para modernizarse. El estímulo para migrar de la dieta tradicional, sus productos y sobre todo sus saberes, proviene de un nuevo conjunto de hábitos alimentarios, asociados a la modernidad.

Es indispensable para las sociedades implementar cambios radicales que pongan fin la disociación entre la alimentación y la salud. Las instituciones deben reorientar su accionar para asegurar que las personas accedan a alimentos saludables.

Denis Ricaldi Arévalo

Antropólogo

Actualmente Cocinero y Asesor nutricional

en Salatta -Cochabamba Cel: 60358704

E-mail: itapaya@yahoo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada