domingo, 10 de enero de 2016

boliviana afectada por la enfermedad del zika Blanca Sonia Wende: “Enfermé de zika y doy la cara para concienciar a la gente”

Me estoy presentando espontáneamente en EL DEBER porque tengo una preocupación muy grande que quiero compartir con la población”, dijo ayer doña Blanca Sonia Wende, quien -según el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y el Ministerio de Salud-, es la primera persona en Bolivia en ser detectada con la enfermedad del zika, cuyo virus es transmitido a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti.

_¿Cuál es su preocupación?
Primero quiero indicar que nadie de aquí (del periódico) me ha llamado, yo me estoy presentando espontáneamente. Resulta que contraje el virus del zika cuando viajé a Brasil y el Ministerio de Salud dice que soy la única portadora (del virus), pero no es así.

Yo tengo la plena seguridad de que hay mucha más gente con zika, pero estas personas creen que están con chikunguña porque los síntomas son parecidos. Yo también he tenido chikunguña a inicios del año pasado.

Quiero decir a la población que no confunda chikunguña con zika, porque el zika quita el apetito, da ganas de vomitar, duelen los huesos. Yo aún tengo secuelas del chikunguña, porque duelen las articulaciones y la mente se me va.

_¿Cómo contrajo el zika?
Viajé a Cuiabá (Brasil) para pasar la Nochebuena con mis hijas. El 28 (de diciembre) aparecieron los síntomas, sentí que la piel me picaba, como si tuviera pitaí, porque así comienzan los síntomas del zika. Después hubo mucho sudor y aunque tenía fiebre baja, sentía una quemazón por dentro.

_¿Son síntomas diferentes al chikunguña?
Sí, tuve cero apetito. Me servía comida, pero no podía comer; tenía ganas de vomitar, pero no vomitaba. Mi exmarido que vive en Brasil tuvo zika. Yo lo vi delgado y le dije: ‘Tenés que comer, aunque sea a la fuerza’, pero la verdad es que uno no puede alimentarse. Estuve cuatro días sin poder comer.

El 31 (de diciembre) preparé la comida, disimulé que todo estaba bien, pero no estaba. La picazón era tremenda.

Yo me pregunto, ¿por qué me han echado a mí en la espalda una responsabilidad grande diciendo que soy la única portadora del virus del zika en Bolivia?, siendo que miles de personas de todo el país van y vienen de Brasil.

He venido para dar la cara, porque el día de mañana pueden nacer niños con defectos y a mí me van a sacrificar; van a decir: ‘ella era la única portadora, ella ha contagiado a otros’. Esa es mi angustia

_Cuando tuvo los síntomas, ¿Ud. fue a un centro de salud?
No, fui directo al Cenetrop para que me hagan análisis de sangre. Pagué Bs 30 la consulta. Yo sospeché porque los síntomas eran similares a los que mi exmarido tenía.

Usted dice que otras personas tienen los síntomas.
Ayer una amiga que no sabía que yo tenía el zika me comentó que su hija analizó muestras de sangre de algunas personas y que han dado positivo.

_¿En Cenetrop?
No me dijo dónde. Le dije al Sedes que quería dar la cara en una conferencia de prensa para alertar a la gente de esta enfermedad. Quiero decirles que no tengan vergüenza.

Yo doy la cara porque amo mi país y no quiero que acá pase lo que está ocurriendo en Brasil, donde el zika está descontrolado y donde están naciendo niños con microcefalia. Tenemos que tomar conciencia y cuidar a nuestra gente embarazada para que no nazcan niños con defectos.

_¿Qué le dijeron en el Sedes?
Me han dado toda la atención. Me están medicando. Me regalaron repelente, que lo uso cada seis horas. Me dieron vitaminas B12, seis inyecciones y analgésicos para la fiebre. Ahora ya me da apetito, ya puedo tomar sopa. Tomo bastante agua de coco, como lo recomiendan en Brasil.

_¿Usted cree que en el país falta más información?
Sí, porque en Brasil están informando a la gente todo el tiempo. Le pido a la ministra de Salud que actúe lo más rápido posible, que los medios de comunicación difundan más información sobre esta enfermedad, que no se esconda nada.

También le pido a la gente que dé la cara, que se haga los análisis si tiene síntomas. Hagámoslo por las mujeres que están en gestación, para que sus bebés nazcan sanos. Nosotros, los adultos, sanamos, pero los bebés pueden nacer con microcefalia.

_¿Faltan más acciones?
Sí, la Alcaldía debería multar a la gente que tiene terrenos baldíos. Los vecinos también debemos denunciar a los que ensucian la ciudad y a los que no limpian sus casas. El mosquito aprovecha estos descuidos para multiplicarse.

_¿Nadie de su familia en Bolivia tiene síntomas del zika?
Nadie. El día en que se confirmó que tenía zika el Sedes corrió a fumigar. Este lunes, a las 9:00, volverán a fumigar en el edificio donde vivo, irán casa por casa en dos manzanas a la redonda donde vivo, en la zona de San José Obrero.

_El Sedes ha dicho que por el tiempo que ha pasado, usted ya no puede contagiar.
Sí, pero hay gente que me discrimina.

_¿Cómo la discriminan?
Me miran feo, como si yo tuviera la culpa de que me haya picado el mosquito. Otras personas dicen que no debería salir. Sin embargo, también hay gente amiga que me cuida, que me visita y me ayuda.

Cuando no puedo manejar mi amigo Chiqui me transporta, otros amigos como Pamela Gareca, Wendy, Leo, Silvia Paz y Nani Vargas siempre están prestos a colaborarme, porque debido a esta enfermedad tengo que estar reposando, debo estar echada, porque los huesos me duelen al igual que las articulaciones. Son dolores musculares horribles

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada