jueves, 7 de enero de 2016

El análisis de saliva puede alertar sobre el riesgo de muerte

El análisis oportuno de una gota de saliva puede determinar la salvación, o no, de una vida.

De acuerdo a una investigación realizada en el Reino Unido durante dos décadas, un anticuerpo que contienen las personas en su saliva denominado inmunoglobulina A es el que alerta sobre los riesgos en la salud de las personas.

Según el estudio que fue publicado en la revista “Plos One”, citada por el portal abc.mundo, las personas cuya saliva presenta una baja concentración de inmunoglobulina A tienen un mayor riesgo de fallecer por cualquier causa, especialmente por cáncer.

Los investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) aseveraron que el bajo nivel de anticuerpos en la saliva se asocia con un elevado riesgo de mortalidad.

Sin embargo, como lo explicó la directora de la investigación Anna Phillips, la investigación aún debe ser profundizada porque “tenemos que identificar la tasa de secreción de anticuerpos a partir de la cual debemos empezar a preocuparnos. Pero lo que sí es seguro es que si esta tasa es extremadamente baja, entonces puede considerarse como un indicador temprano del riesgo de mortalidad de gran utilidad”.

Mortalidad por cáncer

Los investigadores señalan que el método de análisis de la saliva es mucho menos invasivo que el de análisis de sangre, por ello aquél sería más aceptado por las personas a la hora de obtener muestras.

De esa forma poco invasiva Anna Phillips y su equipo obtuvieron muestras de saliva de 639 individuos de 63 años de edad incluidos en el Estudio ‘West of Scotland Twenty-07’. Concretamente, las muestras fueron obtenidas en 1995, por lo que los investigadores pudieron realizar un seguimiento de la mortalidad de los participantes durante un periodo de 20 años.

Los resultados mostraron la existencia de una relación negativa entre la tasa de secreción de inmunoglobulina A y la mortalidad por cualquier causa. Es decir, a menores niveles de anticuerpos, mayor es la mortalidad, sobre todo por cáncer y especialmente, por tumores no pulmonares. Tal y como sucede con el estrés, la dieta, el ejercicio físico, el alcohol y el tabaco, nuestro estado de salud puede afectar a los niveles de anticuerpos, explicó la directora del equipo Anna Phillips, más aún; ella aseveró que la relación entre anticuerpos en la saliva y mortalidad fue independiente de otros factores como el género, la medicación, el tabaquismo o la percepción de los propios pacientes sobre su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada