miércoles, 13 de enero de 2016

Más de 20 mil bolivianos fueron diagnosticados con hipertensión


Por el consumo inadecuado de alimentos con elevado contenido en azúcar, potasio y grasas trans, en Bolivia se han registrado más de 20 mil personas que padecen de hipertensión arterial de acuerdo con registros de los últimos cuatro años. En ese sentido, la Ley de Promoción de Alimentos Saludables regulará los tiempos para que las empresas incorporen el semáforo en sus productos, informó la ministra de Salud, Ariana Campero.

Aclaró que existen casos que aún no tienen diagnóstico, “porque los síntomas pueden confundir al paciente, en cierto momento, la enfermedad puede pasar desapercibida y ser silenciosa”.

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente elevada, lo que puede ocasionar un daño.

SÍNTOMA

La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma, por ello, se le conoce como el “asesino silencioso”. En ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.

Las consecuencias de la hipertensión para la salud se pueden agravar por otros factores que aumentan las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular o insuficiencia renal. Entre ellos cabe citar el consumo de tabaco, una dieta poco saludable, el uso nocivo del alcohol, la inactividad física y la exposición a un estrés permanente, así como la obesidad, el colesterol alto y la diabetes mellitus.

Por lo expuesto, y a criterio de la ministra Campero, es importante exámenes médicos sobre la toma de presión arterial, además de ir identificando el valor de sodio que tienen los alimentos envasados o la sal de mesa, al ser esta una de las causas principales de desencadenar hipertensión.

“Lo que debemos controlar es el consumo de sodio no eliminarlo sobre todo en el caso de pacientes hipertensos”, dijo.

LEY

Campero sostuvo que una vez promulgada la Ley N°775 de Promoción de Alimentación Saludable, se trabaja en la reglamentación y la socialización de la misma y se podrán prevenir enfermedades como la hipertensión o la diabetes millius, entre otras.

La ley impulsa el consumo de alimentos naturales, orgánicos y el consumo de agua, para ello se regulará el etiquetado en los productos, que contenga información sobre los niveles de sodio, grasas trans, grasas saturadas y azúcar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada