jueves, 7 de enero de 2016

Patologías que dañan el funcionamiento pulmonar

Representan una preocupación mayor en la salud pública mundial, debido a que acarrean un deterioro progresivo y severo de la función respiratoria. Además, conllevan incapacidad y fallecimiento prematuro.
12 afecciones pulmonares comunes

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades pulmonares son la tercera causa de mortalidad en el mundo. Existe un amplio espectro de patologías que afectan a los pulmones y frente a las cuales debemos protegernos.

asbestosis

Es causada por la inhalación de minúsculas fibras de asbesto, el cual es un mineral que se encuentra en diferentes productos (aislantes o cemento, por ejemplo). Los pacientes afectados deben efectuar una terapia con oxígeno, fisioterapia respiratoria e ingerir medicamentos para diluir las secreciones en los pulmones. La Asociación Pulmonar de Quebec (Canadá) recomienda que las personas que están expuestas al asbesto utilicen protecciones respiratorias para reducir su penetración en los pulmones.

asma

El asma consiste en una enfermedad respiratoria crónica que se caracteriza por la inflamación y obstrucción de los bronquios (conductos que entran en los pulmones). Se debe limitar el tabaquismo (activo y pasivo), ya que el humo irrita las vías respiratorias e incrementa la probabilidad de sufrir patologías respiratorias.

Bronquiectasia

Se caracteriza esta enfermedad por una dilatación anormal e irreversible de los bronquios. El tratamiento es preventivo, es decir que las personas fumadoras deben dejar de fumar para frenar la destrucción del tejido bronquial. Asimismo, es recomendado vacunarse contra la gripe y neumonía. Finalmente, el médico prescribe medicamentos para limitar la infección y fluidificar las secreciones.

epoc

Según el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se compone de dos afecciones que aparecen simultáneamente: la bronquitis crónica (inflamación de la membrana de los bronquios) y el enfisema (tumefacción en el tejido pulmonar). El médico prescribe medicamentos, nebulizaciones, oxigenoterapia para aliviar las molestias.

cÁNCER DE PULMÓN

El cáncer de pulmón es una afección provocada por el desarrollo de células cancerosas en los pulmones. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) afirma que el tabaco es el principal agente causante de esta enfermedad, debido a que posee principios cancerígenos. Por lo tanto, la mejor forma para prevenir esta patología es no fumar y evitar el tabaquismo pasivo.

HIPERTENSIÓN

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión pulmonar (HTP) se produce por la elevación de la presión en las arterias de los pulmones. Generalmente, es causada por enfermedades parasitarias (esquistosomiasis y helmintiasis) o anomalías genéticas de la sangre. Para tratar la HTP, es necesario acudir al médico para recibir un tratamiento apropiado. Toma en cuenta que algunos pacientes requieren un trasplante pulmonar simple o doble.

FIBROSIS

La fibrosis pulmonar es una condición médica en la cual el tejido de los pulmones se vuelve grueso y duro, lo que perturba la respiración. Puede ser causada por contaminantes ambientales, afecciones del tejido pulmonar, toma de ciertos medicamentos, pero en la mayoría de los casos, su causa permanece desconocida. Para prevenirla, se deben tratar las infecciones respiratorias, vacunarse contra la gripe y practicar actividades deportivas.

INFLUENZA

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) define la influenza como una infección vírica que afecta a la nariz, garganta y bronquios. Asimismo, puede expandirse hasta los pulmones. Es posible prevenir esta afección mediante la vacunación, la cual induce el cuerpo a producir mayor cantidad de anticuerpos.

NEUMONÍA

Esta inflamación e infección de los pulmones es generada por una bacteria o virus. La Asociación Médica de Canadá recomienda que las personas que sufren enfermedades respiratorias crónicas y los ancianos se vacunen contra el neumococo. Para tratar la neumonía, debes acudir a un médico y respetar la posología del tratamiento.

Sarcoidosis

La sarcoidosis pulmonar es una patología inflamatoria no contagiosa que afecta al 0.2 por ciento de la población mundial (según los datos de la Asociación Pulmonar de Quebec). Se caracteriza por la formación de granulomas (erupciones cutáneas) en los pulmones. Para evitar las complicaciones, es primordial no fumar, alejarse de los agentes químicos que irritan los pulmones, adoptar una alimentación sana y practicar deporte.

TUBERCULOSIS

La tuberculosis es una patológica contagiosa acarreada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informa que se transmite de una persona a otra a través de gotas contaminadas generadas por el aparato respiratorio. Esta afección puede tratarse con antibióticos, pero se debe imperativamente respetar la posología y duración del tratamiento, el cual dura por lo menos seis meses

apNEA DEL SUEÑO

La apnea del sueño afecta al 5 por ciento de la población mundial. El tabaquismo aumenta la producción de mucosidades, acarrea la inflamación de las vías respiratorias e irrita la garganta, por lo que se sugiere dejar de fumar. Para prevenir esta afección, debes mantener un peso saludable, comer de forma equilibrada y efectuar ejercicios físicos a diario. Por otra parte, el alcohol, somníferos y analgésicos pueden agravar la sintomatología de esta afección.

La realidad en los menores

Las investigaciones científicas realizadas por la Fundación Europea Pulmonar (ELF, por sus siglas en inglés) han demostrado que los trastornos pulmonares representan un cuarto de las consultas médicas de los menores en el mundo.

La ELF menciona que existen diferentes enfermedades pulmonares que afectan principalmente a los niños. En primer lugar, encontramos a la bronquiolitis, la cual es una inflamación de los bronquiolos. Esta afección concierne particularmente a los infantes menores a dos años y es causada por una infección viral. Asimismo, la displasia broncopulmonar es una patología común en los bebés que nacen prematuros y se caracteriza por un desarrollo insuficiente de los pulmones. Según la ELF, la neumonía es frecuente en los menores debido a que es muy contagiosa. En cuanto a la influenza, tos ferina y tuberculosis, se observan en los niños que están expuestos a los distintos agentes infecciosos. Tienen mayor probabilidad de contraerlas, ya que su sistema inmunitario es más débil que el de los adultos.

Para proteger a nuestros hijos, debemos respetar el calendario de vacunación, debido a que existen vacunas que inmunizan ante la neumonía, tuberculosis, influenza y tos ferina. Asimismo, es primordial que mantengan un estilo de vida sano.



LAS ENFERMEDADES PULMONARES, UN DESAFÍO DE TODOS LOS TIEMPOS

Rolando Herrera Gutiérrez

Presidente Comité Científico del Colegio Médico

de Cochabamba

Director Enfoque a la Salud



Los pulmones son un par de órganos que cumplen una de las funciones vitales del organismo humano: el intercambio gaseoso, el cual es un hecho fundamental, continuo e imprescindible para la vida misma. Este intercambio gaseoso permite la utilización de la energía que brinda el oxígeno para la función de billones de células en el cuerpo humano. La mecánica de este proceso llamado respiración comienza con el nacimiento y culmina con la muerte, es decir que dura tanto como la vida de cada persona. Por eso, las descripciones de “hálito vital” y “último aliento” representan nítidamente el principio y el fin de la vida.

La historia de Bolivia está muy ligada en los siglos anteriores a la salud de los pulmones de un estamento social que tuvo una gran importancia. Hablamos de la clase minera que generó grandes riquezas para el Estado y los potentados de la minería. El costo fue la salud de los pulmones de centenares de miles de mineros que desarrollaron una enfermedad laboral causada por tóxicos presentes en el aire interior de las minas, bajo el denominativo clínico de silicosis. La tuberculosis es otra enfermedad letal, infecciosa y típica por su condicionante social ligada a la pobreza, la cual es conexa a la silicosis, por lo que se crea un fenómeno común denominado silico-tuberculosis.

Paralelamente a la silico-tuberculosis, existen otras afecciones preocupantes, las cuales dañan también la salud pulmonar de los bolivianos: la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y sus dos variantes (bronquitis crónica y enfisema), el asma bronquial, la neumoconiosis, las infecciones respiratorias y el cáncer de pulmón. Estas patologías consisten en un problema de salud pública mundial. Su principal factor de riesgo es el tabaquismo. Este vicio o hábito suicida causa una o varias patologías pulmonares que se pueden presentar simultáneamente culminando con una falla respiratoria terminal que ocasiona gran mortalidad. Otro problema que genera el tabaco es la vulneración de los derechos del no fumador, persona pasiva que se ve obligada a introducir contra su propia voluntad elementos nocivos y cancerígenos en una gran cantidad. Por su parte el fumador activo elabora una dependencia adictiva y la posibilidad de desarrollar más de una veintena de tipos de cáncer ligados a este consumo.

El respirar aire puro, evitar el uso de sustancias tóxicas (pirotecnia o humos, por ejemplo) y no fumar en áreas públicas o cerradas como muchos otros hechos de nuestra realidad, dependen de una concientización y el posterior cumplimiento de normas sanas en los que estamos involucrados todos para garantizar un derecho fundamental, el respirar aire saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada