sábado, 20 de febrero de 2016

Dismenorrea

Las adolescentes particularmente sufren de menstruaciones dolorosas con espasmos cíclicos, los cuales se presentan en los primeros días de la menstruación. Éstas van acompañadas de diferentes manifestaciones subjetivas como dolores de cabeza, náuseas, vómitos, diarreas, acumulación de timpanismo vesical y rectal, sensación de desmayos y también se presentan cambios emocionales.

Toda esa sintomatología se presenta después de la primera menstruación llamada también menarca. Es importante tomar en cuenta que es necesario el control médico para definir la patología o enfermedad ya que podría ser una dismenorrea primaria o secundaria.

En la primaria, es esencial o funcional que se inicia en la menarca o más tardíamente con los ciclos ovulatorios presentándose en ausencia de lesiones pélvicas manifiesta o patología orgánica de ese modo justificarla.

Se presenta con espasmos localizándose en la zona pélvica irradiándose a muslos y dorso puede ir acompañado o no en los casos de dismenorrea severa, por nauseas, diarreas, vómitos o timpanismo vesical o rectal, puede haber desmayos.

En la dismenorrea secundaria, también denominada orgánica o congestiva, se debe a una patología orgánica del aparato genital, las causas más frecuentes son la endometriosis, una EPI (Enfermedad Pélvica Inflamatoria), varicocele pelviano, se puede presentar por un dispositivo intrauterino, puede ser además por un pólipo endometrial, dolor ovulatorio.

Pero también existen otras patologías extraginecológicas que pueden irradiar u ocasionar dolor hacia la región del hipogastrio y confundir con un cuadro ginecológico como una apendicitis crónica, una cistitis, etc.

Para un adolescente es difícil enfrentar esta situación porque la menstruación depende de cada mujer y de cómo es su historia personal, su contexto familiar y sociocultural. No olvidemos que la menstruación es un símbolo de la feminidad, se puede tener orgullo o tener disgusto o dolor. En otros casos se lo puede tomar como la dificultad de aceptar la autoimagen de ser mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada