lunes, 1 de febrero de 2016

El ritmo cardiaco irregular

Los pacientes que durante una cirugía tienen un ritmo cardiaco irregular tienen más riesgo de sufrir un accidente cardiovascular en el futuro. Las palpitaciones del corazón y la fibrilación son síntomas sin diagnosticar de vulnerabilidad frente a un posible accidente cardiovascular, por lo que deben ser atendidos y tomados en cuenta para evitar complicaciones graves de orden principalmente cerebral.

Entre pacientes con enfermedades que no estaban relacionadas con el corazón, investigaciones encontraron que aproximadamente el 1.5 por ciento de los enfermos con diagnóstico reciente de fibrilación auricular en el hospital presentaba golpes en el año siguiente. Eso, en comparación con los que no desarrollaron fibrilación, mientras estuvo hospitalizado.

Entre los enfermos que se sometieron a cirugías de corazón, un porcentaje de los que desarrollaron fibrilación auricular sufrió accidentes cerebrovasculares durante el año siguiente, en comparación con los que no desarrollaron el ritmo cardíaco irregular.

Después de ajustar los factores que pueden influir en el riesgo de ictus (isquemia cerebral) de los pacientes, los investigadores encontraron que aquellos que desarrollaron fibrilación auricular durante sus estancias en el hospital para una cirugía no relacionada con el corazón tenían el doble de riesgo de enfrentar accidentes cerebrovasculares durante el año siguiente.

Finalmente, entre los pacientes de cirugía cardiaca, el desarrollo de fibrilación auricular durante la estancia hospitalaria provocó un riesgo de ictus de hasta el 30 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada