sábado, 20 de febrero de 2016

Los resfriados en bebés y niños

Los resfriados, tanto en bebés como en niños, son enfermedades frecuentes. Están producidos por diversos virus. Los resfriados causan infecciones e inflamaciones de las vías respiratorias altas. Generalmente, son procesos leves que no necesitan tratamiento. A veces se pueden aliviar con anticongestivos y antitérmicos. Los resfriados, habitualmente, no se complican, pero son estados molestos para el bebé o el niño que los padece. Los resfriados son bastante frecuentes en bebés y niños. También en adultos.

Son infecciones e inflamaciones de las vías respiratorias altas (garganta, nariz, tráquea).

Las causas habituales son diversas variedades de virus.

La mayoría de los contagios se producen por el aire que respiramos y cuando tocamos una superficie contaminada por el virus.

Los síntomas habituales suelen ser:

Moco nasal (al principio claro y transparente, luego, quizá más espeso).

Obstrucción nasal (el bebé tiene dificultad para respirar por la nariz).

Tos (especialmente cuando el bebé se acuesta).

Fiebre: ausente o moderada (no suele pasar de 38,5º).

Dolor de garganta leve (al tragar y/o al toser) aunque los bebés no lo dicen.

¿Qué tenemos que hacer ante un resfriado?

En realidad se trata de procesos leves y generalmente autolimitados, es decir, se curan solos y sin tratamiento.

Los medicamentos más usados en estos casos sirven solamente para aliviar los síntomas.

Recuerda que un resfriado común dura aproximadamente una semana, tanto si se toman fármacos como si no.

¿Son necesarias las medicinas para tratar los resfriados?

Antibióticos: Al ser causados por virus, de nada sirve usarlos.

Antitérmicos: Solo necesarios si la fiebre es alta o el bebé está molesto. El más seguro es el paracetamol.

Descongestivos: (los que sirven para respirar mejor por la nariz).

- Son de la familia de los antihistamínicos.

- Existen en forma de jarabes o gotas. Pero también están presentes en algunas gotas nasales.

- En los bebés no deben utilizarse porque pueden producirles taquicardia y/o nerviosismo.

Antitusivos: (medicamentos para calmar la tos).

- Como la tos es un mecanismo de defensa para que no se llenen de moco los bronquios, no conviene quitarla.

- Si el bebé tose dormido, indica que la tos no le molesta a él.

- En realidad, es muy difícil que funcionen estas medicinas, solo en el caso de tos seca (sin flemas ni mocos) o enfermedades concretas como la tosferina.

Mucolíticos: (fármacos que sirven para ablandar las secreciones).

- Son innecesarios.

- La mejor manera de ablandar los mocos es humedeciéndolos con suero salino (si están en la nariz) o respirando aire húmedo o bebiendo agua (si están en los bronquios)

¿Se puede complicar un resfriado?

Habitualmente no.

En algún caso pueden convertirse en infecciones de oídos o neumonías.

Que se complique o no un resfriado tiene relación con: el germen causal (seguramente haya bacterias, además de virus) y las "defensas" de la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario