lunes, 1 de febrero de 2016

Militares contra zika en Brasil y R. Dominicana

El zika afecta a 22 países americanos y ha obligado a los Gobiernos de la región a tomar medidas extremas, como Brasil y República Dominicana, que han desplegado fuerzas militares para contener al mosquito transmisor de ese virus, del dengue y del chikunguña.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la rápida propagación del virus por América se debe a que la población no había estado expuesta al zika y por lo tanto carece de inmunidad, además de que el mosquito "Aedes Aegypti" está presente en todos los países de la región, con excepción de Canadá y Chile continental.

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, ordenó ayer un operativo militar para eliminar los criaderos del mosquito en el que participarán la Armada y el Ejército y que se centrará en zonas fronterizas con Haití.

Unos 10 dominicanos dieron positivo a la enfermedad, ocho de los cuales corresponden a personas de 15 a 57 años, mientras que los otros dos son niños menores de cinco años.

El Gobierno de Brasil ya había anunciado al iniciar la semana que 220.000 militares colaborarán a partir del 13 de febrero en el combate al zika, enfermedad por la que se ha declarado una alerta sanitaria en ese país.

Los soldados engrosarán el operativo que se puso en marcha al inicio del año para visitar cada casa del país, con el fin de eliminar los criaderos, y que se intensificó el 13 de enero pasado con la participación de unas 260.000 personas, lo que incluye agentes de control de epidemias, funcionarios y militares.

Las autoridades de Brasil también han redoblado los controles en lugares estratégicos como las instalaciones del Sambódromo de Río de Janeiro, que a partir del próximo 5 de febrero acogerá varias actividades del Carnaval, y escenarios deportivos de los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en el país desde agosto.

Brasil decretó la emergencia sanitaria cuando se descubrió la relación del virus con la microcefalia en los recién nacidos.

Las autoridades de EEUU se unieron a las advertencias internacionales por la propagación del virus y pidieron que los bebés de madres que viajaron a alguno de los países afectados deban ser sometidos a pruebas de diagnóstico en sus dos primeros días de vida.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU recomendaron llevar a cabo pruebas para verificar que no existan anormalidades neurológicas en los recién nacidos que hayan podido estar expuestos al virus, así no muestren síntomas, y que la medida craneal sea normal, además de pruebas auditivas y de visión.

EEUU también ha emitido una alerta de viaje a Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Venezuela, Bolivia, Ecuador, la Guayana Francesa, Martinica, Haití, Surinam, Barbados, Guadalupe, San Martín, Guyana, Cabo Verde, Samoa y Puerto Rico.

Chile, donde se descarta la presencia del mosquito por el clima y las barreras naturales para su arribo, no está totalmente a salvo, ya que en Isla de Pascua, a 4.000 kilómetros del territorio continental, se encuentra el insecto y se detectaron brotes del virus en 2014.

En Centroamérica y el Caribe se han ampliado las campañas de educación pública y la adopción de protocolos de detección y tratamiento.

ESTUDIO BASE

El doctor Anthony Fauci, de los Institutos Nacionales de Salud , dijo que existen vacunas en diferentes etapas de desarrollo para el dengue, del Nilo y chikungunya.



OMS: EVIDENCIA CIRCUNSTANCIAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que es posible que haya un vínculo entre el virus zika y un inusual defecto congénito en que los bebés nacen con cabezas pequeñas, pero aclaró que hasta ahora la evidencia ha sido circunstancial.

Dado el gran brote de zika en Brasil acompañado por unos 4.000 casos de microcefalia, la directora general de la OMS, doctora Margaret Chan, y otros funcionarios advirtieron la coincidencia de que las madres de los nacidos con esa malformación podrían haber sido picadas durante el embarazo por los mosquitos portadores de la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada