sábado, 20 de febrero de 2016

Suspira todo lo que quieras, es muy sano

Antes se creía que solo se suspiraba cuando uno estaba triste, pero este tipo de respiración es mucho más frecuente y se produce de forma involuntaria.

Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina en la Universidad de Stanford descubrieron las causas y responsables de que se suspire. La función es vital para el buen funcionamiento del organismo.

Según estos investigadores hay una especie de centro de control de la respiración que dicta cómo debemos respirar en cada momento según las necesidades, y en sus experimentos detectaron el mecanismo por el que se activan los suspiros. Ciertos neruopéptidos estimulan un pequeño conjunto de neuronas que son las que precisamente influyen en esa respiración activando los suspiros.

Los experimentos realizados con ratones permitieron detectar el funcionamiento de este grupo de neuronas y controlar su funcionamiento tanto para acelerar la generación de suspiros como para suprimirla. Así, los suspiros realizan una función de "mantenimiento" de los pulmones.

Jack Feldman, de la Universidad de California, explica que cuando los alveolos colapsan, la capacidad de los pulmones para intercambiar oxígeno por dióxido de carbono se ve comprometida. La única forma de abrir esos alveolos de nuevo es suspirar, que hace que entre el doble del volumen convencional de aire de una respiración normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada