martes, 23 de febrero de 2016

Zika: Recomendaciones a mujeres embarazadas

Debido a que No hay ninguna prueba disponible en el mercado para el virus Zika, ni una vacuna ni medicamentos profilácticos para prevenir la infección por el mencionado virus, se recomienda que todas las mujeres embarazadas consideren posponer los viajes a las zonas donde la transmisión del virus está en curso.

Si una mujer embarazada se desplaza a una zona con la transmisión del virus Zika, se debe aconsejar seguir estrictamente las medidas necesarias para evitar las picaduras de mosquitos. Las mujeres embarazadas pueden infectarse con el virus Zika en cualquier trimestre.

La incidencia de la infección por el virus Zika en mujeres embarazadas no se conoce en la actualidad, y los datos son por ahora limitados.

No existe ninguna evidencia que sugiera que las mujeres embarazadas son más susceptibles a la infección por el virus Zika o experimenten una enfermedad más grave durante el embarazo.

La transmisión materno-fetal del virus Zika se ha documentado durante todo el embarazo. Aunque el ARN del virus Zika se ha detectado en las muestras patológicas de pérdidas, no se sabe si el este virus causó las pérdidas fetales.

La infección por virus Zika se ha confirmado en los recién nacidos con microcefalia.

En el actual brote en Brasil, se ha reportado un aumento marcado en el número de bebés que nacen con microcefalia. Sin embargo, no se sabe cuántos de esos casos están asociados con la infección por el virus.

Los mosquitos que propagan el virus Zika pueden picar tanto en interiores como al aire libre, sobre todo durante el día; por lo tanto, es importante para garantizar la protección a lo largo de todo el día.

Las estrategias de prevención incluyen el uso de camisas de manga larga y pantalones largos, uso de repelentes de insectos garantizados, el uso de ropa y equipo tratados con permetrina (permetrina es un repelente e insecticida), permanecer y dormir en habitaciones con aire acondicionado.

Ciertos productos que contienen permetrina se recomiendan para su uso en la ropa, en los zapatos, mosquiteros, y equipo de campamento. Los productos con permetrina repelen y matan a las garrapatas, mosquitos y otros artrópodos. Estos productos mantienen su efecto después de varios lavados.

La permetrina debe volverse a aplicar siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Cuando se utilizan según las indicaciones en la etiqueta del producto, los repelentes de insectos que contengan DEET, picaridin y IR3535 son seguros para las mujeres embarazadas.

El personas de salud debe preguntar a todas las mujeres embarazadas sobre los viajes recientes. Las mujeres que viajaron a un área con transmisión del virus Zika en curso durante el embarazo deben ser evaluadas para la infección por virus Zika de acuerdo con la guía de los CDC. Debido a la distribución geográfica similar y a la presentación clínica del Zika, el dengue y la infección por el virus Chikungunya, los pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad del virus Zika también deben ser evaluados para la infección por dengue y el virus chikungunya de acuerdo con las directrices existentes.

Para un nacimiento vivo con evidencia de infección por el virus Zika materna o fetal, se recomiendan las siguientes pruebas:
- Examen histopatológico de la placenta y el cordón umbilical
- Pruebas de tejido de la placenta congelada y del tejido del cordón umbilical para el ARN del virus Zika
- Pruebas de suero del cordón para Zika e IgM del virus del dengue y anticuerpos neutralizantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada