lunes, 4 de abril de 2016

Algunas consecuencias de la deshidratación

Alrededor de un 60 por ciento del organismo humano es agua, aunque no toda esa cantidad permanece en el cuerpo. ¿Qué le ocurre a tu organismo cuando dejas de beber agua?

El agua es un solvente universal que aporta nutrientes y hormonas, además de regular la temperatura corporal y lubricar los ojos. En el cuerpo va desapareciendo a través del sudor, de la orina o cuando respiramos, explicó el portal de AsapScience.

Sin agua, pierdes energía, la piel se reseca e incluso el humor puede tornarse irritable.

Cuando tu cuerpo de deshidrata, las terminaciones nerviosas del hipotálamo del celebro se encuentran en el “centro de la sed”, donde envían señales hasta los riñones para provocar acuaporinas, proteínas capaces de transportar moléculas de agua, permitiendo así la retención de la sangre en el cuerpo, indicó la educadora Mia Nacamulli.

Es por este motivo que la orina se vuelve de un color más oscuro y un olor más fuerte. Al mismo tiempo, las ganas de orinar serán menores y la saliva más escasa. Debido a que el cerebro está luchando por retener líquidos, existe la posibilidad de experimentar mareos.

El cerebro, en este caso, se exigirá más para compensar lo que le falta. Puede resistir unos días sin agua, con el riesgo de padecer repercusiones más serias.

Si dejas que tu cuerpo se deshidrate varios días, te expones a otros trastornos como la diabetes, colesterol alto, fatiga, estreñimiento, problemas digestivos y de la piel.

Lo recomendable por expertos es tomar entre 2, 5 y 3,7 litros para los hombres y 2 a 2,7 litros para las mujeres. Estos indices varían de acuerdo al organismo de cada persona y su entorno.

¿Cómo saber si estás deshidratado?

Algunos síntomas son: boca y piel seca, sensación de sed, sin muchas ganas de orinar (y la orina será de tono oscuro), calambres musculares, dolor de cabeza.

Además, si empiezas a sentir latidos cardíacos rápidos y tu respiración se agita, tienes mareos, desvanecimientos, confusión o irritabilidad, tu piel se arruga, casi no orinas o tus ojos están hundidos, puedes estar con un nivel de deshidratación grave.

Lo importante es tomar agua siempre que tengas sed, indica el portal Natursan, pues tu organismo sabe lo que necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada