lunes, 4 de abril de 2016

¿Cuánto sabe sobre el viagra femenino?

Hace poco menos de seis meses fue aprobada la famosa 'viagra femenina' bajo el nombre de Addyi. Aunque en el mundo causó gran repercusión, no todo es como parece. ¿Por qué? +VIDA te cuenta lo que tienes que saber sobre esta pequeña píldora color rosa.

Totalmente diferente. La sexóloga Carolina Rivero Elder comenta que es una pastilla totalmente diferente al viagra masculino. El hombre no tiene la solución a la falta de deseo sino a la dificultad de erección que se "arregla" tomando una pastilla. Sin embargo, para la mujer no hay un equivalente a la misma porque el mecanismo de estimulación es diferente.

Dos grandes diferencias. En este sentido, Rivero explica que el problema del deseo sexual de la mujer está en el cerebro porque lo que hace la 'flivanserina' (componente principal) es alterar los neurotransmisores del cerebro. Por ello, hay que entender dos cosas: La primera es que si bien el viagra masculino se puede tomar una hora antes o un día antes de la relación; con la flibanserina ocurre lo contrario, ya que se toma por lo menos dos semanas antes debido a que va modificando los neurotransmisores, básicamente la dopamina y serotonina que son los que intervienen en el deseo sexual. Lo segundo que hay que comprender es que el viagra masculino tiene una acción local, mientras que la flivanserina tiene que metabolizarse.

No lo puede tomar cualquiera. Coincide con ello la psiquiatra Alexandra Terrazas, pero también agrega que en algunos casos puede funcionar como en otros no, así que tampoco hay que emocionarse. Además resalta que las personas deben entender que no actúa como el viagra masculino. Tampoco lo puede tomar cualquier persona, porque como todo medicamento tiene efectos adversos y debe emplearse solo bajo receta médica.

Conócete. Las mujeres deben saber que el bajo deseo sexual es una de las disfunciones más frecuentes en las mujeres, asegura Terrazas. Pero esto también tiene que ver con la percepción que uno tiene de uno mismo, de la relación que tiene con uno mismo de amar, conocer y experimentar con su cuerpo, apunta Terrazas. Asimismo, problemas del trabajo, casa o familiares también pueden influir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada