lunes, 4 de abril de 2016

¿Dolor de garganta?

FARINGITIS | ES UNA INFLAMACIÓN DE LA GARGANTA. EN MUCHAS CASOS SE UTILIZAN ANTIBIÓTICOS SIN NECESIDAD, POR ELLO SE DEBE VISITAR UN MÉDICO ESPECIALISTA.

En esta temporada del año, son muy frecuentes los dolores de garganta y la realidad es que una buena mayoría no visita al médico por este motivo. Muchos prefieren acudir al primer medicamento que encuentran para calmar el dolor y otros, peor aún, utilizan antibióticos sin prescripción médica.

Aunque los términos dolor de garganta, faringitis y amigdalitis con frecuencia se usan indistintamente, no son la misma cosa. El médico luego de una evaluación, estudios y exámenes le dará un diagnóstico correcto y le prescribirá medicamentos si así lo requiere. Aquellos pacientes que se enferman frecuentemente de la garganta, deben visitar a un Otorrinolaringólogo.

“La faringitis es la inflamación de la garganta: esta puede ser aguda y crónica. Las agudas son de súbito y los síntomas se instalan inmediatamente. La causa puede ser o no ser infecciosa, la mayoría de estas son virales. La faringitis crónica se caracteriza por síntomas persistentes a nivel faríngeo, también puede considerarse crónico como varias infecciones faríngeas infecciosas en un periodo de tiempo determinado”, dice el Dr. Daniel Coscio Salinas, cirujano Otorrinolaringólogo de la Clínica Los Olivos.



CAUSAS

“Las faringitis crónicas son un motivo de consulta frecuente y las causas más comunes se deben a procesos externos y medioambientales, alérgicos, reflujo gastroesofágico, algunas patologías de la columna vertebral, problemas de tiroideos, algunas infecciones y problemas psicológicos”, dice el especialista.

Si un paciente con faringitis es fumador y continúa con este mal hábito, aunque sea un factor externo, pueden aumentar las molestias y se prolonga más el tiempo de curación. Además se sabe que el fumar es un agente causal de cáncer de cavidad oral, faringe y laringe.

“Una inflamación crónica de faringe no siempre es signo de un problema grave. Sin embargo síntomas persistentes que no ceden al tratamiento médico especifico si puede ser las primeras manifestaciones de un cáncer faríngeo”, dice Coscio.



SÍNTOMAS

El especialista asegura que las molestias crónicas que presenta la mayoría de los pacientes van desde:

• Dolor en esa zona

• Dificultad para deglutir los alimentos

• Tos

• Ronquido

• Sensación de asfixia

• Sensación de flemas

“Las inflamaciones crónicas no siempre son infecciosas por lo que no siempre necesitan un tratamiento, pero deben ser diagnosticadas por especialistas. El problema es cuando el paciente no acude a un médico especialista con las molestias descritas antes y se les prescribe antibióticos sin necesidad. El paciente con molestia crónica de faringe debe visitar un médico especialista para quitar sus molestias y descartar enfermedades más graves”, dice Coscio.



ESTUDIOS Y EXÁMENES

El Dr. Coscio dice que se debe realizarse una historia clínica detallada y de acuerdo a los antecedentes, síntomas y hallazgos del examen clínico se solicitaran diferentes estudios como:

• En molestias crónicas con datos de infección se debe realizar un cultivo de la secreción faríngea presente.

• En caso de que no existan síntomas, ni signos infecciosos se debe investigar reflujo gastroesofágico en conjunto con el servicio de gastroenterología y ver de realizar desde una endoscopia, PH metria y otros.

• También se deben descartar procesos alérgicos mediante pruebas inmunológicas y alérgicas específicas.

• Estudios de faringoscopias (evaluando mediante una cámara)

• La tomografía y resonancia magnética pueden pedirse en algunos casos

• Biopsias



TRATAMIENTO

“El tratamiento ideal se dará una vez que se llegue al diagnóstico. Desde medicamentos hasta procedimientos quirúrgicos. No se debe dar medicamentos sin saber la causa real del problema sobre todo no hacer uso y abuso de antibióticos”, asevera Coscio.

En algunos casos se puede recurrir a remedios caseros, no tanto para curarse sino para aliviar las molestias.

“Si partimos de que la mayoría de estas molestias crónicas son inflamaciones que vienen por irritaciones medio ambientales podría ser que se alivien algunas. Por ejemplo las gárgaras con manzanilla, que no estarían curando el cuadro, pero si ayudan a disminuir la molestia por el efecto antinflamatorio que tiene”, concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada