martes, 12 de abril de 2016

Mucho tiempo en la oficina elevaría el riesgo de cardiopatías

Trabajar muchas horas podría aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, según un estudio reciente publicado en la edición de marzo de la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine.

Los investigadores analizaron los datos de más de 1.900 personas en un estudio a largo plazo sobre el trabajo. Hallaron que al 43 por ciento les habían diagnosticado un problema relacionado con enfermedades cardiovasculares, como angina de pecho, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia e infarto cardiaco, hipertensión o accidente cerebrovascular.

Entre los empleados que trabajaban a tiempo completo, el riesgo cardíaco aumentó un 1 por ciento por cada hora.

Falta de sueño

Los camioneros con falta del sueño que no tienen un control médico regular son mucho más propensos a tener accidentes, según un estudio reciente divulgado por una universidad de EEUU.

La investigación incluyó a más de 1.600 camioneros norteamericanos con apneas obstructivas del sueño y un grupo de control con la misma cantidad de camioneros que no sufrían dicha afección. El estudio fue publicado en Internet el 21 de marzo en la revista Sleep.

Escritorio ergonómico

* Mesa ajustable. Que se adapte a tu altura correcta, de esta manera te sentarás de una forma adecuada, sin que te cuelguen los pies o inclines demasiado la espalda.

* Silla ergonómica. Escoge una que se adapte a tus movimientos y que evite la rigidez. Utiliza el respaldo de la silla para sentarte de forma erguida.

* Escalón para tus pies. Evita la retención de líquidos y activa tu circulación sanguínea con un pequeño escalón para tus pies. Colócalo debajo de tu escritorio.

Morir antes de tiempo

Según un reciente estudio publicado en la revista ”Annals of Internal Medicine”, estar sentado durante periodos prolongados, incluso haciendo ejercicio paralelamente, eleva un 10 por ciento el riesgo de muerte prematura. No te asustes, porque tampoco se propone que te vuelvas un adicto al gimnasio ni que te impongas una dieta estricta que te amargue los días; solo adquiere hábitos tan sencillos como realizar pausas laborales de unos minutos para hacer ejercicios de relajación y elongación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada