jueves, 19 de mayo de 2016

Hipo e hipertiroidismo afectan más a la mujer

La mujer es más propensa a las enfermedades autoinmunes y ese es el motivo por el cual las patologías tiroideas afectan más al sexo femenino, explica el endocrinólogo del Hospital Viedma, Edwin Soto.

Según el endocrinólogo Norman Reinaga de la Caja Nacional de Salud, la incidencia en las mujeres es de 10 a 15 por cada 10 mil personas, mientras que en los hombres se presentan en cuatro o cinco.

La glándula tiroides es una de las más importantes del cuerpo y es la encargada de regular el metabolismo de todo el organismo. Es decir, que cuando esta falla el cuerpo deja de funcionar de la manera correcta.

Es la encargada de producir dos tipos de hormonas tiroideas, la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3). Ambas hormonas regulan la forma en que el cuerpo utiliza la energía a lo que normalmente conocemos como metabolismo.

Cuando está glándula empieza a funcionar menos aparece la enfermedad denominada hipotiroidismo y cuando funciona más se da el hipertiroidismo.

Si la glándula está crecida es a causa del bocio, pero también puede presentar hiper o hipotiroidismo explica Soto. Aunque en Bolivia ya no se ven bocios de gran magnitud, hay casos en los que se presenta también con bolitas en varias partes del cuello.

Mencionó que también es común que se presenten problemas en la glándula en la etapa de gestación de la mujer.

Cuando no se detectan a tiempo los problemas en la glándula tiroides, esta puede quedar deteriorada. Este fenómeno se llama enfermedad de hashimoto, también llamada tiroides crónica.

Los hijos de las personas que tuvieron estas enfermedades también están predispuestos.

HIPOTIROIDISMO

Una de las principales causales del hipotiroidismo es la enfermedad de hashimoto, también llamada tiroiditis de hashimoto, que es una patología autoinmune.

Esto significa que el sistema inmunitario, que generalmente protege el cuerpo y ayuda a combatir enfermedades, produce anticuerpos y ataca la glándula tiroides. Por este motivo la glándula pierde la capacidad de producir suficientes hormonas tiroideas y termina causando el hipotiroidismo.

Cuando la glándula disminuye su funcionamiento se presenta el hipotiroidismo y uno de los principales efectos en la persona es la subida de peso, porque las calorías no están siendo gastadas de manera regular.

La enfermedad puede aparecer de manera silenciosa, sin que el paciente se de cuenta unos cinco o diez años.

Puede presentarse en mujeres adultas entre los 25 y hasta por encima de los 60 años. También durante la etapa de gestación. A diferencia del hipertiroidismo, el hipotiroidismo es una enfermedad de por vida que solamente puede ser controlada.

El tratamiento de esta enfermedada puede ser a través de farmácos (lo normal es tomar una hormona de manera diaria), una cirugía y el uso de yodo radioactivo. Depende mucho de la situación en la que se encuentre la glándula.

Esta enfermedad puede asociarse con otras como la diabetes, presión alta y vitiligo.

HIPERTIROIDISMO

La enfermedad presenta algunos síntomas como la caída del cabello, cansancio, y pérdida de peso, que también se puede presentar en el hipotiroidismo.

La intolerancia al calor, temblor de manos, diarrea o movimientos intestinales frecuentes también son señales de la patología.

En este caso también se hincha la garganta, sector donde está ubicada la glándula tiroides.

En estos casos una de las señales para detectar la enfermedad es la presentación de dos bolas en los costados del cuello.

“Es como mantener el auto a 150 kilómetros por hora y se desgasta muy fácil, entonces se pueden generar problemas como la osteoporosis y complicaciones del corazón”, mencionó el endocrinólogo Reinaga.

Cuando la enfermedad es identificada se tiene que evitar el cigarrillo, la ingesta de alcohol y el esfuerzo físico.

El tiempo de tratamiento de esta enfermedad es de aproximadamente un año o año y medio a través de medicamentos.

¿Cómo detectar los problemas en la glándula?

Palpación

Es el primer paso que realiza el médico para explorar la glándula tiroides.

La palpación permite detectar un agrandamiento de la glándula tiroides (bocio) o la presencia de un nódulo tiroideo. El médico ordenará que se realicen exámenes complementarios si detecta alguna anomalía durante la palpación.

Ecografía

Este procedimiento consiste en colocar una sonda de ultrasonido sobre el cuello para poder visualizar la glándula tiroides.

Este examen permite confirmar o descartar la presencia de nódulos tiroideos.

Gammagrafía

Es un examen no doloroso. La prueba consiste en inyectar un producto radioactivo (de yodo o de tecnecio) que actúa sobre la tiroides y permite diferenciar los nódulos calientes (nódulos que secretan hormonas tiroideas y que generalmente son benignos) de los nódulos fríos.

Datos para entender la glándula

FUNCIÓN

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, arriba de la clavícula. Es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Estas incluyen la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón. Todas estas actividades componen el metabolismo del cuerpo.

problemas

Los problemas de salud que pueden aparecer con esta glándula son: hipertiroidismo, que es cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de lo que su cuerpo necesita. El hipotiroidismo se da cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea.

Consejos

El endocrinólogo Edwin Soto recomienda el consumo de sal yodada proveniente de Chile, Perú, Brasil que cuentan con mar y que tienen una sal con una cantidad de yodo adecuada para evitar cualquier tipo de enfermedades de la tiroides.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada